Mientras que a Los Teros les costó encontrarle la vuelta a los Yakarés en Asunción mas allá del 60 a 15 final, en San Pablo, Brasil y Chile empataron en 20 puntos, dejando abierta para la última fecha la definición de un campeón y quien lo acompañe en la Sudamérica Cup del 2017.

En el estadio Pacaembu, nuevamente ante buena cantidad de espectadores, el rugby brasilero volvió a dar un paso hacia delante empatando ante un Chile que llegaba 10 puestos por encima de Brasil en el ranking de World Rugby.

Pudo ser para cualquiera de los dos ya que en tiempo de descuento Chile pudo ganar el partido aunque por el lado de Brasil no fue una tarde efectiva en los envíos a los postes.

Mostrando el buen juego que intenta desarrollar, Os Tupís anotaron tres tries mientras que Los Cóndores solo pudieron anotar dos, siendo entonces la diferencia en la efectividad de Matías Nordenflycht que anotó la mitad de los puntos de su equipo.

Los chilenos llegaron primero al try a través de José Ignacio Larenas que apoyó en la bandera, try que a pesar de la dificultad transformó en gol el eficiente Nordenflycht.

Brasil empezó el segundo cuarto del partido apoyando un try a través de wing Guillherme Coghetto pero al no convertir Moisés Duque no hubo empate parcial. Enseguida Nordenflycht estiró a 10-5 la ventaja parcial, que fue con la que terminó el primer tiempo.

Brasil salió animado a jugar el segundo tiempo y el barbado segunda línea Diego López, a pura potencia, apoyó para que, con la conversión de Duque, pasara el local al frente 12 a 10.

El tercer try llegó a través del reemplazante Stefano Giantorno un par de minutos mas tarde en lo que fue el mejor período de los brasileros.

El buen scrum chileno puso a Brasil bajo presión durante el partido y desde allí llegó el último try del partido cuando el ala Cristóbal Niedmann apoyó debajo de los postes tras un buen trabajo de los forwards.

Nordenflycht convirtió el try y agregó un penal para quedar tres puntos arriba cuando faltaban 10 minutos.

En su único penal exitoso Duque igualó el encuentro pero la tensión no decayó ya que ambos equipos tuvieron oportunidades de ganar el partido pero no pudieron revertir lo que fue tan solo el segundo empate entre ambos países en 24 partidos entre sí.

Buen primer tiempo paraguayo

En el Héroes de Curupaytí, Paraguay jugó un gran primer tiempo, que si bien terminó perdiendo por 15 a 10, al volver del descanso convirtió en empate parcial en quince puntos.

Lamentablemente, por la calidad del rival no pudo sostener ese desempeño en el complemento y Los Teros anotaron 40 puntos sin respuesta en los últimos 35 minutos.

Tras intercambiar penales los pateadores Sergio Alvarenga y Martín Secco, el primer try lo apoyó el tercera línea uruguayo Gonzalo Campomar quien, tras la respuesta del segunda línea local Carlos Plate (con conversión de Alvarenga) volvió apoyar el finalizar el primer tiempo. Terminaría con tres en el partido.

Al segundo minuto del complemento el medioscrum Gonzalo Bareiro empató parcialmente el partido, pero luego llegaron siete tries uruguayos: el wing Mauro Daverio (2), el centro Nicolás Freitas, Campomar completó su hat-trick, el octavo y capitán Alejandro Nietto, el segunda línea Fernando Bascou y finalmente el hooker Germán Kessler. Secco convirtió cinco de ellos.

Lo que queda

El próximo fin de semana entregará un campeón. Uruguay, con dos triunfos, recibe a Chile en la Tierra de Los Teros, en el Estadió Charrúa. Un triunfo o un empate le asegurará el campeonato. Por su parte, Brasil viajará a Asunción; mas allá de buscar el triunfo, para asegurar el segundo puesto y con ello un lugar en la Sudamérica Cup del 2017 deberá confiar en que Uruguay derrote al campeón defensor.