Uruguay obtuvo por tercera vez el Campeonato Sudamericano A al derrotar por 39 a 14 a un seleccionado chileno que puso al eventual campeón bajo aprietos durante una hora. Luego sí, el conjunto local que tuvo a Gonzalo Campomar como destacada figura, pudo estirar las diferencias y coronarse campeón.

Chile, que no pudo defender el título, le ganó a Paraguay y empató con Brasil, quedando en segundo lugar y obteniendo el lugar en la Sudamérica Rugby Cup del año próximo gracias a su mejor diferencia de puntos.

En Asunción, Brasil derrotó a Paraguay 32 a 21 para asegurar el tercer puesto. Paraguay deberá esperar hasta noviembre para definir su continuidad en la elite de la región. Enfrentará en noviembre al ganador de un repechaje entre el ganador del Sudamericano B y el campeón del campeonato de Americas Rugby North B a jugarse en octubre. El ganador de este encuentro jugará el Sudamericano A del 2017.

Vamo’ arriba Los Teros

Ante mas de seis mil espectadores en un fría tarde en el Estadio Charrúa, Uruguay tuvo mucho trabajo y le llevó casi una hora destrabar un partido en el que Chile resistió y opuso una férrea oposición.

El convencimiento del rugby moderno que buscan perfeccionar fue la clave del triunfo de Los Teros.

El primer try lo anotó Gonzalo Campomar que tras jugar dos veces con Uruguay en el 2009 regresó al seleccionado en este torneo en un gran nivel, apoyando su sexto try en este Sudamericano (tras anotarle tres a Paraguay y dos a Brasil).

Los chilenos respondieron pronto con un try del wing José Ignacio Larenas atacando desde un penal rápido.

En una gran acción que resume todo lo que plantea el entrenador Esteban Meneses, el capitán Juan Gaminara apoyó el segundo try local que al igual que el primero fue convertido por Martín Secco que agregó un penal para el 17 a 7 parcial.

Chile aprovechó estar 10 minutos con un jugador mas para reducir a 3 puntos la diferencia con un gran try de Felipe Brangier.

Hasta allí llegaron las equivalencias. Dos tries consecutivos del mundialista Joaquín Prada y con un mejor uso del banco de suplentes, Uruguay pudo asegurar el partido que, sobre el cierre sentenció el fullback Rodrigo Silva.

Uruguay celebra su tercer Campeonato Sudamericano. El primero fue en 1981 y el anterior hace dos años, en 2014. Chile, por su parte, es subcampeón por décima vez – tercera en los últimos seis años.

Brasil tercero

En el mejor partido de Paraguay en este Sudamericano, mucho le costó a Brasil llevarse el triunfo en el Héroes de Curupaytí de las afueras de Asunción. El 32 a 21 refleja los muchos momentos de paridad de un partido que, en definitiva, se llevó el equipo que mejor resolvió sus oportunidades.

Tras desaprovechar tres penales el equipo local, Moisés Duque estuvo acertado en su primer kick, segundos antes del décimo minuto, cuando convirtió un bonito dropgol.

Brasil aprovechó su buen momento y el fullback Felipe Sancery anotó su quinto try en siete test-matches que lleva disputando con la camiseta de Brasil desde su debut en febrero. Anotó tries en sus cuatro primeros internacionales y reencontró el camino al ingoal sacándose de encima defensores en su carrera por la franja izquierda.

Enseguida, el wing Lucas Muller contraatacó desde su campo para llegar debajo de los postes, y poner, con la conversión, a su equipo arriba por 15 a 0 al terminar el primer cuarto.

Sergio Alvarenga descontó con tres penales y el 15 a 9 con que Brasil se fue al descanso quedó en 16 a 15 enseguida gracias a un try del pilar Álvaro Rojas.

Brasil mostró su capacidad de ataque con un try del mellizo de Felipe, Daniel Sancery y de João Luiz da Ros que definió el ganador, mas allá de que Paraguay terminó con un último try para acercar el tanteador final.

Crédito Carlos Pazos-El Observador