El rugby es un deporte para todos y todas, eso está muy claro. En varios países, se ha llevado nuestro deporte a distintos institutos penitenciarios para que quienes están privados de su libertad tengan una actividad sana y de valores que llene sus días y mejore su calidad de vida.

En Argentina se desarrolla el rugby en la cárceles hace varios años, pero hay un proyecto que está creciendo y que ahora consiguió importantes apoyos oficiales.

Espartanos es un proyecto y un programa de rugby con presidiarios que lleva adelante Eduardo “Coco” Oderigo, acompañado por un grupo de voluntarios. El objetivo es desarrollar equipos de rugby para que aprendan y entrenen mientras se encuentran presos, y que una vez puestos en libertad continúen jugando en el equipo -que tienen carácter de club- conformado por ya ex reclusos. Así, por el trabajo realizado en la unidad penitenciaria de San Martín, en la provincia de Buenos Aires, se conformó el equipo de Espartanos

Captura de pantalla 2016-09-05 a las 4.26.14 p.m.Eduardo Oderigo (h), ex jugador del San Isidro Club, es el “motor” e impulsor del proyecto. Explicó que buscan ayudar a los presidiarios a encaminar su vida para el momento en que puedan reinsertarse en la sociedad, incorporando pautas de conducta y auto superación con grandes logros que hasta el momento ningún otro proyecto penitenciario ha logrado.

Las estadísticas muestran que quienes participaron en Espartanos han disminuido notablemente el índice de reincidencia. Ese equipo de ex presos compite asiduamente con clubes de la Unión de Rugby de Buenos Aires, y con equipos que se conforman con internos de distintos lugares y unidades penitenciarias.

La Unión Argentina de Rugby firmó un convenio con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación para brindar apoyo al proyecto que comenzó en la Unidad 48 de San Martín y que busca abarcar todo el país.

El Ministerio aporta la logística y la UAR acompañará con la presencia de sus jugadores y dirigentes en cada una de las regiones que quieran participar del mismo. El trabajo mancomunado de “Espartanos”, como proyecto, tiene por objeto reproducir la experiencia exitosa de la Unidad de San Martín para trasladarlo a todas las unidades penitenciarias del país.

Actividad

En el mes de junio, en Tucumán y en el marco del partido entre Los Pumas y Francia, se realizó la presentación del proyecto conjunto en Tucumán Lawn Tennis, y luego se visitó la unidad penitenciaria, a la que concurrieron el entrenador de Los Pumas Daniel Hourcade, el capitán Agustín Creevy, los jugadores Facundo Bosch, Tomás Lavanini y Lucas González Amorosino, junto al secretario de la UAR Fernando Rizzi y el vicepresidente segundo Andrés Chavanne.

Hoy, los internos de Tucumán entrenan regularmente, conformaron su equipo, se destinó un pabellón especial para el rugby, y entrenadores de Tucumán están impulsando el proyecto.

“El objetivo de apoyar a Espartanos y al Ministerio a través del convenio, es el de reproducir a nivel nacional y en distintasCaptura de pantalla 2016-09-05 a las 4.26.27 p.m. unidades carcelarias del país,  el trabajo que ha llevado a cabo Espartanos, fomentando la práctica  y la formación de equipos de rugby en las cárceles”, explicó el secretario de la UAR Fernando Rizzi.

Durante el reciente test entre Pumas y Springboks en la ciudad de Salta hubo actividad con Espartanos.

Además de un partido contra Tigres, equipo local, se presentó el proyecto con la presencia del Secretario de Justicia de la Nación, Santiago Otamendi, la Ministra de Justicia y DDHH de la Provincia de Salta, Dra. Cintia Pamela Calletti, Marcelo Córdova, Consejero en la UAR por la Unión de Rugby de Salta, y Fernando Rizzi.

La actividad en la ciudad del norte argentino culminó con un partido entre Espartanos, con su habitual casaca amarilla con vivos anaranjados, y los internos de la Unidad Penitenciaria Federal de Salta.