Reuben Samuel, ex entrenador asistente de las Black Ferns es la nueva apuesta de Brasil Rugby para conducir el equipo de seven femenino. Jacob Mangin, asume como técnico responsable del siete masculino.

El Seven ha ganado popularidad en Brasil, después de su debut en los Juegos de Rio 2016. La Confederación Brasileña de Rugby continúa con su plan de crecimiento y anunció los nuevos entrenadores.

Reuben Samuel será el encargado de conducir al equipo en el Circuito Mundial de Rugby Sevens, que comienza en diciembre, en Dubai. Reuben trae una gran experiencia como asistente de las Black Ferns (All Blacks versión femenina) y deja su cargo de Head Coach de la división femenina de la Unión de Rugby de Waikato, en Nueva Zelanda.

“Estoy muy entusiasmado con esta oportunidad. La experiencia de trabajar en otro país, convivir con otra cultura, será una experiencia de vida.

“Estou muito empolgado com essa oportunidade. A experiência de trabalhar e morar em outro país, de conviver com outra cultura, será algo que vai mudar minha vida. Se que ya están trabajando duro y mi compromiso será llevar el deporte a una nueva etapa”, afirmó el nuevo técnico.

“Hay  grandes iniciativas en Brasil y estoy feliz de ser parte de una de ellas. Voy a dar lo mejor para que tengamos éxito”.

En los hombres, el nuevo entrenador -también neocelandés, será Jacob Mangin, que integra el cuerpo tecnico del seleccionado mayor de XV, desde 2013 -continuará con ambas funciones-. Jacob ha pasa

Jacob trabajó para importantes clubes brasileños y ganó el premio “Melhor Treinador de Rugby XV” (Mejor Entrenador de rugby XV) en la premiación anual de la CBRu.

“Ambos fueron escogidos después de un intenso proceso selectivo que tuvo profesionales de todo el mundo participando. Nos basamos en la en la metodología de trabajo para seleccionarlos. Además de entrenar a sus seleccionados deben supervisar la detección de nuevos talentos en los diferentes Centros de Alto Rendimiento de Brasil y colaborar con otros seleccionados nacionales”, dice Agustín Danza, CEO de la CBRu.

Para Danza, los Juegos Olímpicos tuvieron un papel fundamental en la planificación de la CBRu, que tiene como objetivo tener un rendimiento de alto nivel en Tokio 2020. “Hemos logrado nuestros objetivos en 2016 con la clasificación del equipo femenino en el Circuito Mundial como miembro permanente, el cual nos proporcionará la base de los torneos internacionales de relevancia para continuar desarrollando el equipo en el alto rendimiento para conseguir llegar en el máximo nivel a los Juegos de Tokio en 2020 “, finalizó el CEO.