Maser Madueño, ex capitán del seleccionado peruano de rugby y coach del seven nacional durante tres años, tomó las riendas del rugby de su país hace cuatro años con un objetivo claro. Tras las recientes elecciones entrega una Federación en buen estado a Néstor Corbetto, quien fuera el primer presidente de la Federación en los 90s, cuando el rugby peruano comenzaba su camino institucional.

En la nueva Comisión Directiva de la FPR que entra en funciones el primer día del 2017, Corbetto (Lima Rugby Club) estará acompañado por Claudio Querol (vicepresidente, Newton UPC), Luis Rebata (Secretario, Alumni), Armando Alvarado (tesorero, Alumni) y los vocales Giovanni Montani (OMFRC) y Jorge Ohara (Alumni/OMFRC).

maser-y-rodriguez-marcelo-copy
Maser Madueño junto a Marcelo Rodríguez -Presidente SAR-

Como ex presidente, Madueño seguirá ligado al rugby en la organización de los Juegos Panamericanos Lima 2019 y en relaciones con auspiciantes y gobierno, apoyando a Corbetto.

¿Cómo está el Rugby de Perú hoy?

En los últimos cuatro años, el rugby tuvo un importante cambio, especialmente en la gestión desde la Federación Peruana de Rugby.

Es la primera conducción en establecer una estructura administrativa para darle soporte a la organización, y una estructura para el área del juego, para que trabaje en la implementación de estrategias de desarrollo, no solo el juego en sí, sino que además genere recursos humanos para las distintas necesidades. El objetivo final es poder así, masificar el deporte.

¿Cuáles fueron los primeros pasos?

Primero hubo que armar estructuras, luego reconocer el sistema. El rugby en Perú es un deporte que está dentro de un sistema deportivo nacional con leyes y reglas enmarcadas en la Constitución y que generan oportunidades.

Teníamos oportunidades para desarrollarnos por lo que debimos aprender las leyes – la Ley del Deporte peruano – y como interactúan los distintos organismos a favor del deporte. Eso nos permitió ver nuestras debilidades.

¿Qué hicieron?

Rápidamente nos pusimos a trabajar en un plan de desarrollo que, entre otras cosas, nos permitió ingresar a colegios y municipios, y tener el reconocimiento del Instituto Peruano del Deporte (IPD) en el marco de programas como Deporte para Todos.

Así fue como comenzamos a incrementar nuestros presupuestos gracias al apoyo de los distintos organismos. Armamos áreas internas en la Federación que nos permitieron tener todo organizado en cuanto a la contabilidad y las finanzas. Abrimos un Departamento Comercial y de Marketing que nos ayuda a tener sponsors a largo plazo.

¿Qué impacto tuvo todo este orden sobre el juego?

get-into-rugby-peru-maser
Get Into Rugby Perú

La competencia doméstica crece. Tenemos torneos de divisiones juveniles, y hay rugby para infantiles. Hay encuentros departamentales a lo largo y ancho de Perú. Ahora toca trabajar sobre mejorar esa competencia que será el producto de seguir capacitando gente y brindando las herramientas adecuadas.

¿Qué balance haces de los Sudamericanos –Juvenil y Mayor B 2016- pasados, ambos disputados en Perú?

A nivel organización, el equipo que tiene la Federación ha demostrado que tiene capacidad de llevar adelante un Torneo. El Juvenil en Chiclayo fue fantástico y el Sudamericano Mayor B en Lima tuvo la presencia de Rugby World Cup, hecho que nos llenó de orgullo.

¿Qué piensas de la actuación de los seleccionados peruanos?

A nivel juego, Perú en juveniles venció a Venezuela, jugó un buen primer tiempo con México. El equipo lo conformaron varios M16 y M17 por lo que no llegó a ser completamente M18. Eso hizo que fuera una alegría ver a los chicos competir. esperemos que el año que viene sigamos creciendo, el desarrollo está encaminado.

Con respecto a Los Tumis, hicimos una inversión grande a nivel preparación, con giras y un staff extranjero rentado, pero los chicos no lograron encontrarse con su juego. No tuvimos buenos partidos. Tenemos que trabajar la competencia interna, bajar la edad del jugador, que tenga más destrezas. Pero vamos por el camino adecuado.

¿Dónde están los próximo desafíos?

Los pasos a seguir son ampliar la base de practicantes y seguir educando a los participantes. Integrar la competencia a nivel nacional para tener un torneo más competitivo. Tener líneas de carrera como entrenador, árbitros, etc.

Esas personas harán que cada vez los espacios que ocupan sean más competitivos. Esa es la forma de crecer.

¿Qué harás ahora como ex Presidente?

Uno nunca deja el rugby. Colaboraré con Néstor en lo que sea necesario.