Escribe Martín Bassino

Luego de dos Campeonatos Sudamericanos donde solo participaron tres equipos se produjo un crecimiento en la cantidad de equipos con el reingreso de Brasil y la incorporación de Paraguay.image7

Luego del campeonato del ’69, la región recibió la visita de Irlanda en 1970 y del combinado de Oxford-Cambridge en 1971. Irlanda se fue de la región con tres derrotas, dos de las cuales fueron contra Los Pumas (8 a 3 y 6 a 3 en un partido violento).

A su vez Oxford and Cambridge, en su última gira por Sudamérica, jugó su primer partido frente a Brasil en San Pablo, ganando 53 a 8.

Luego, viajó a Argentina donde disputó diez partidos, ganando seis, con un empate y tres derrotas, incluyendo los dos “test-matches” por 11 a 3 y 6 a 3.

Previo a la gira del combinado de las universidades inglesas, el seleccionado de Argentina realizó su segunda gira internacional, viajando nuevamente a Sudáfrica. Allí disputó catorce partidos, ganó nueve, empató uno y perdió cuatro. Al igual que en 1966, los tests fueron contra Gazelles y la serie terminó empatada: el equipo sudafricano se llevó el primer partido por 12 a 6 y el segundo fue para Los Pumas 12 a 0.

Para terminar la temporada llegaba el Sudamericano en Uruguay. Por primera vez participaban cinco naciones, con el debut de Paraguay, cuya unión había sido creada ese mismo año.

image8
Acto de inauguración en el Carrasco Polo Club

Con una ceremonia muy sencilla que incluyó la presentación de los equipos con música tradicional de cada país, comenzó en la cancha del Carrasco Polo esta sexta edición del gran torneo sudamericano.

Eran otra épocas – el try valía tres – y nadie vio como un problema que se jugaran cinco jornadas en tan solo ocho días, con cada equipo jugando cuatro partidos en ese período. Lejos estaba el rugby de tener como prioridad absoluta, tal el cosa en la actualidad, con el bienestar y la seguridad del jugador.

Primera jornada – domingo 10 de octubre – Carrasco Polo Club

Uruguay 56 – Paraguay 3

Gran superioridad de Uruguay, que apoyó diez tries. Los delanteros dominaron casi todas las facetas del juego a excepción del scrum, consiguiendo para sus backs una gran cantidad de pelotas que se vio reflejado en el marcador final. A pesar de esto los paraguayos se mostraron aguerridos en su defensa. En Uruguay se destacan Oscar Bacot, que convirtió ocho de las diez conversiones, y los hermanos José y Gonzalo Cassarino. El rugby paraguayo era incipiente y por entonces contaba con sólo dos clubes.

Argentina 20 – Chile 3

image2
Ernesto Sirner, futuro presidente de la Feruchi, supera a Pepe Constante y a Rubén Castro en el salto.

No fue un buen partido. Argentina se presentó con nueve debutantes ya que al mismo tiempo que se jugaba en Montevideo se estaba disputando el Campeonato Argentino (de provincias). La Unión Argentina de Rugby decidió priorizar su torneo y enviar un equipo con mayoría de Pumas a representar a la provincia de Buenos Aires. Dentro de los debutantes se encontraba un joven Hugo Porta, quien habitualmente jugada de medio scrum pero que debutó internacionalmente como apertura. Fue un debut consagratorio, como reflejan las crónicas de la época: seguro de manos, no dejó caer ninguna de las pelotas que le sirvió su medio scrum Miguel Cutler, distribuyó con eficacia a sus backs y por sobre todo en su tarea defensiva. Fue el comienzo de una carrera que duraría hasta 1990, siendo para muchos el mejor Puma de todos los tiempos.

Como se dijo. no fue un buen partido, aunque Argentina no entró en el juego enredado que proponía Chile y se limitó a jugar con sus backs haciendo llegar la pelota hacia los wings. No hubo superioridad entre los delanteros ya que los saques estuvieron muy parejos.

Argentina apoyó tries a través de Marcelo Martínez Mosquera (2), Julio Otaola y Enrique Martínez a lo que se sumaron dos penales de Miguel Cutler y una conversión de Marcelo Rodríguez Jurado. Por el lado de Chile marco un penal Claudio Cabrera.

Segunda jornada – martes 12 de octubre – en el Carrasco Polo Club

Uruguay 6 – Chile 11

image6
Dos eternos rivales en una foto

Con dos debutantes por el lado de Uruguay, Chile hizo la diferencia, mínima por cierto. Ganó el primer tiempo 6 a 3 y el segundo 5 a 3. Si bien Uruguay obtuvo varias pelotas del scrum, su octavo y capitán Andrés Pollak exageró la levantada del scrum encontrándose con una férrea tercera línea que no dejó nunca que los quebraran. Por el lado de Chile se destacó la tercera línea compuesta por José Adriazola, Claudio Cabrera y Tomás Bengoa, el full back Horacio Forno, Michael Hurley y Michael Cooper.

Argentina 50 – Brasil 6

Partido dispar que se ve reflejado en el marcador, Argentina apoyó doce tries y dominó todos los aspectos del juego; a pesar de esto Brasil logró marcar dos penales.

Por Argentina marcaron tries, Jorge Braceras, Jorge Carracedo (3), José Costante, Raúl Loyola, Julio Otaola, a los que se le sumaron dos conversiones de Miguel Cutler, un penal de Hugo Porta. Fue una tarde consagratoria para Marcelo Rodríguez Jurado que apoyó cinco tries y aportó una conversión. Hermano de Arturo e hijo de un ex campeón olímpico de boxeo y jugador internacional de rugby, falleció en el siguiente año nuevo en un accidente. En Brasil Bobby Smith marcó los dos penales.

Tercera jornada – jueves 14 de octubre – en el Carrasco Polo Club

Uruguay 37 – Brasil 11

Fue un claro triunfo de Uruguay que apoyó ocho tries sin notar el cansancio por haber jugado 48 horas antes. De hecho, en la preparación física, Uruguay sacó diferencias sobre todo en el segundo tiempo ya que la primer etapa terminó 6 a 5.

image5
Uruguay. parados: Joaquín Castilla, Andrés Miller, Vladimir Jaugust, Gastón Lasarte, Juan Antonio Chiarino, Andrés Pollak (c), Michael Smith, Francisco Manchoulas y Ricardo Moor Davie (entrenador). Agachados: Carlos Dodero, Gonzalo Cassarino, Ricardo Booner, José Cassarino, Peter Pike, Oscar Bacot y Rodolfo Sayagues.

Los orientales realizaron un juego desplegado, marcando tries por medio de Sergio Lussich, Carlos Dodero, Andrés Pollak, Roberto Cannesa (un año mas tarde estaría en el vuelo que chocó contra los Andes al llevar un equipo de Old Christian’s a Chile), Jose Cassariono (2), Alberto Benquet y Juan Carlos Scasso; hubo también dos conversiones y un penal de Michael Smith. Brasil apoyó un try en cada tiempo , mas un penal y una conversión.

La cuota de color estuvo dada por el full back brasilero César Charlone que enfrentó a sus compatriotas ya que había nacido en Uruguay.

Chile 40 – Paraguay 0

Partido dispar en el que el seleccionado chileno manejó todas las alternativas del juego llegando al in goal visitante en diez oportunidades (convirtiendo cinco).

Nuevamente se notó la poca preparación del equipo paraguayo que se vio ampliamente superado pero que con una defensa férrea evito que la diferencia en el tanteador fuera mayor.

Cuarta jornada – Sabado 16 de octubre – en el Carrasco Polo Club

Chile 45 – Brasil 3

Otro partido en el que Chile monopolizó prácticamente la pelota; por exceso de individualismo no logro diferencias más amplias. Dio la sensación en el primer tiempo que todos querían apoyar su try, por lo que a pesar del dominio el resultado fue 9 a 3 a favor de Chile.

En el segundo tiempo, Chile empezó a hacer correr la pelota y ante el agotamiento de los jugadores brasileños, producto de la poca preparación y la falta de juventud, apoyó ocho tries.

En Chile se destacaron nuevamente la tercera línea de Adriazola, Cabrera y Bengoa, el medio scrum Michael Cooper y el hooker Germán Moreno que se destacó en el juego suelto

Argentina 61 – Paraguay 0

Frente a Paraguay el equipo argentino se desorientó frente a la táctica heterodoxa del equipo guaraní, que decidido a buscar perder por pocos puntos renunció a toda disputa. Las crónicas de la época cuentan que disputó los lines y los scrums con solo tres jugadores (el reglamento no lo prohibía, algo que cambiaría en 1978), sacando a los otros delanteros a la línea de defensa, desplegándolos en toda la cancha en línea recta.image4

Por esto Argentina solo pudó abrir el tanteador a los 17 minutos con el primero de muchísimos drops de Hugo Porta y recién a los 26 minutos visitar el in goal paraguayo por primera vez mediante un try de scrum. Empezó ahí la avalancha de puntos y en los 54 minutos restantes se marcaron doce tries; uno cada cuatro minutos y medio. Paraguay no tuvo nunca la pelota nunca ni tampoco estuvo cerca del in goal argentino.

Quinta jornada – domingo 17 de octubre – en el Carrasco Polo Club

Brasil 12 – Paraguay 6

Partido de bajo nivel técnico, parejo y jugado con mucho entusiasmo. Brasil supo ganarlo por el oficio y la experiencia de sus jugadores. Del equipo paraguayo muchos jugadores no llegaban a los 20 años y tenían destrezas bastante rudimentarias. Fue el único triunfo de Brasil y una actuación feliz de los paraguayos que fueron aplaudidos a lo largo de todo el torneo a pesar de sus deficiencias.

Uruguay 6 – Argentina 55

Nuevamente Argentina marcó diferencias, y como en el partido frente a Paraguay fue dueño de la pelota. Eso sí, los uruguayos no se remitieron a defender sino que intentaron atacar con las pocas pelotas que contaron. Fue, no obstante, un partido claramente a favor de Argentina que a los cinco minutos visitó el in goal oriental por primera vez.

El primer tiempo se vio deslucido por algunas acciones violentas – se necesitó la intervención de los capitanes Andrés Pollak y Héctor Silva hpara que ambos equipos se dedicaron a jugar.

En Argentina se destacaron Héctor Silva, Jorge Wittman, ‘Tito’ Fernández, Raúl Loyola que en el abierto se destacó por su constante apoyo. En los backs se destacaron Miguel Cutler, Hugo Porta y Marcelo Rodríguez Jurado.

Uruguay no pudo aprovechar las pocas pelotas que obtuvieron sus delanteros, cuando la misma llegaba a los backs nunca pasaba de dos o tres pases antes de malograrse. Se destacaron sobre todo en defensa, Roberto Canessa, José Cassarino, Alberto Benquet y Andrés Pollak

Argentina marcó 10 tries (Loyola, Porta, Otaola, Marcelo Rodríguez Jurado (3), Hugo Nicola, José Constante, Silva y Fernández, más las conversiones de Miguel Cutler (4) y cuatro conversiones y un penal de Marcelo Rodríguez Jurado y un drop de Hugo Porta.

image3
Argentina: Parados: Fernando Insúa, Rubén Castro, Marcelo Martínez Mosquera, José Fernandez, José Constante, Hugo Nicola y Raúl Loyola (c). Agachados: Hugo Porta, Miguel Cutler, Gustavo Foster, Enrique Martinez, Jorge Carracedo, Marcelo Rodríguez Jurado, Alberto Velázquez y Julio Otaola.

Por Uruguay Michael Smith marcó 2 penales.

Finalizó así el primer Campeonato Sudamericano que contó con la participación de cinco seleccionados de la región. Argentina terminó en primer lugar, Chile fue segundo, Uruguay tercero, Brasil cuarto y el debutante Paraguay en quinto lugar.