Escribe Virgilio Neto

El deporte está, y siempre estuvo, al alcance de toda la sociedad. Su accesibilidad ha sido mayor que otras disciplinas, como por ejemplo la política.

Esto genera que lo que pasa en el deporte tenga una inmensa proyección en la opinión pública y sea algo muy importante para las personas.

El deporte implica el juego, la pasión, el humor, el bienestar físico y psicológico y la identidad local, regional y nacional. Hay en él muchos intereses en cuestión, de diversos tipos: comerciales, financieros, deportivos y también políticos.

Dentro de lo que hace parte de la industria del deporte, está el equipo deportivo, una de las áreas más sencillas de esta cadena.

En el alto nivel, atletas, staff y dirigentes tienen tareas muy arduas, delicadas y complicadas. Después de todo, tratan y manejan los diversos tipos de intereses mencionados en el párrafo anterior.

Tienen en cuenta lo que piensa el público. Además de la preparación física, hay que tener una preparación mental para hacer frente al entorno que se genera alrededor del deporte.

Un equipo deportivo es una organización como cualquier otra, teniendo que dejar buenos resultados. Los atletas son lo que en otras organizaciones serían empleados y colaboradores. Al igual que en otros ámbitos deben sentirse felices, satisfechos, además de ser buenas personas y generar buenos ambientes.

Esos ambientes se traducen en productividad, que son propicias para lograr los buenos resultados que todos esperan.

En el deporte (más evidente aún en el alto rendimiento), los buenos resultados significan victorias. Las victorias llaman la atención de la gente y generan visibilidad, lo que aumenta los rendimientos, no solo financieros, sino también en número de aficionados y presencia en la prensa.

El deporte es muy importante para las personas. Y son muchos los intereses que están en el deporte y que las organizaciones deportivas tienen que tener en cuenta.

Por lo tanto, se hace necesario explicar los factores que crean esos buenos ambientes antes citados; cuales son los principios de las organizaciones deportivas, los métodos de trabajo, el análisis del entorno y lo que la organización es y lo que apunta a ser en el futuro.

Todo esto será tema para adentrarnos más específicamente en próximas columnas.

*Virgilio Franceschi Neto, 35 años, es Máster en Gestión del Deporte de la Faculdade de Motricidade Humana/Universidad de Lisboa, Portugal. Fue Gerente de Selecciones de Brasil entre 2010 y 2013. Es conductor de Estação Rugby Clube, Rádio EW (Porto Alegre), conductor del podcast Mesa Oval, por Central 3 (São Paulo), columnista de Portal do Rugby y Comentarista ESPN. Colabora con Sudamericarugby.org