En su columna exclusiva, la brasileña Beatriz “Baby” Futuro Muhlbauer explica como llegar a Japón una semana antes le ha servido como inspiración y preparación de cara al HSBC Kitakyushu Sevens.

Visitar Japón es un experiencia única que permite que podamos conocer una cultura distinta. Esta vez pudimos venir una semana antes para prepararnos y eso ha sido muy bueno para el equipo tanto dentro como fuera del campo de juego. Llegaremos muy preparadas al torneo este fin de semana.

Llegar una semana antes nos permitió abrazar la gran hospitalidad de los japoneses, su comida, su cultura. A través de nuestro coach Reuben, gracias a los grandes contactos que tiene por aquí, recibimos todo tipo de ayuda de la Prefectura de Urayasu, el hotel, los lugares de entrenamiento y todo lo que nos han dado en esta semana previa.

George Murasugi, amigo de Reuben, fue clave en todo estoy y solo tenemos palabras de agradecimiento para él y todos los que hicieron que esta semana sea clave en nuestra preparación para el torneo y lo que queda de la temporada.

Como una forma de devolver tanta generosidad y amistad a nuestros anfitriones, realizamos una clínica con niños y adolescentes, trabajando unas cuatro horas con ellos; con los mas chicos haciendo juegos y con las mas grandes trabajando en cosas mas específicas del juego. Esto lo hicimos intercambiando experiencias y conociéndonos. Esos son siempre recuerdos imborrables.

Si bien hay una gran comunidad japonesa en Brasil, y nuestra compañera y gran amiga Paula Ishibashi es muestra de ello, poder conocer Tokio, ver la enorme cantidades de gente que hay en la ciudad, como se comporta y todo lo que representa, es muy interesante. Pasar de toda esa muchedumbre e ingresar a un Templo y sentir la paz es una de tantas experiencias inolvidables que te da el rugby y con son difíciles de medir. Miro para atrás a lo que me dio este gran deporte y solo puedo sentir agradecimiento.

TORNEO CLAVE PARA BRASIL

Estoy muy contenta de estar en Japón por primera vez, pero lo que mas me gusta es que con este tipo de viajes y vivencias reconfirmo todo lo bueno que el deporte me ha permitido vivir.

Eso sí, esta primer semana fue de mucho entrenamiento y terminamos con un partido dirigido frente a un fuerte equipo japonés en el que pudimos poner en práctica todo lo que queremos desarrollar en el torneo. Todo esto, con certeza, nos ayudará para estar listas.

Venimos de un break grande, el mayor de la temporada, y eso nos permitió trabajar sobre nuestras falencias, sobre todo después de venir de un torneo que no había sido tan bueno.

Estamos ahora concentradas porque esta cuarta etapa marcará lo que será el fin de temporada en Langford y Clermont.

Esta primer temporada completa ha sido buena, importante para nuestro desarrollo, de enorme crecimiento. No hemos sumado los puntos que buscábamos. Algo tenemos claro: queremos seguir en el circuito la próxima temporada.

No tenemos mucho margen para el error. Sabemos que depende de nosotras.

Únete a la conversación en @WorldRugby7s utilizando #Kitakyushu7s.