Escribe Alejandra Betancur

A solo poco de comenzar una nueva Copa del Mundo, el corazón de miles de mujeres vibra, esperando el primer silbato, que va acompaño de selecciones que poco a poco van institucionalizando el Rugby femenino por todo el mundo. Irlanda 2017 es una apuesta real al sueño de muchas mujeres que van forjando el destino de este hermoso deporte, y es allí donde pienso como la mujer de Sudamérica puede hacer parte de este gran proyecto que tiene Word Rugby.

Para muchos puede ser normal, pero para mi es toda una tradición. Fue en el año 2010 que por primera vez pude ver en directo las trasmisiones de Word Rugby -cabe aclarar que el primer mundial que vi fue el espectacular “Pumas de Bronce, Corazón de Oro” en Francia 2007- y es allí donde nace mi gran y apasionado amor por Los Pumas, pero sigamos en lo nuestro.

En dicho Mundial, Nueva Zelanda es campeón en un magnifico partido lleno de figuras veteranas y las nuevas caras que sellaron ese triunfo. No olvidemos a “La Rosa”, Inglaterra que es al actual Campeón y viene revolucionando todo.

Esperemos no sea como el mundial masculino donde siendo local no pudieron demostrar ser la cuna de este deporte que tanto amamos.

Llevemos esto a nuestra espera. Volvamos estos aires mundialistas a algo nuestro. Recordemos que durante los últimos años Sudamérica Crece y con ella el rugby femenino, pero necesitamos que todas las mujeres deseen jugar al Rugby 15. Sudamérica merece jugar un cupo al Mundial. Pero para ello necesitamos la ayuda de todas y todas.

En mi país se juega desde hace muchos años esta modalidad y con trabajo tenemos cada año torneos provinciales, locales, que dan esperanza de algún día poder ponernos la camisa de nuestra selección.

Recuerda si trabajamos juntas podemos lograrlo. El Rugby de 15 es el más inclusivo, porque todos podemos ser parte.

Durante este certamen tendremos dos representantes por América: Canadá y Estados Unidos. Ambos viajan con grandes expectativas, pero es en Canadá donde se respira un aire a final mundialista según dicen ellos ya que en mundial pasado se quedaron a la puerta. Igual, creo que los grupos están llenos de mucho rigor y talento, y no podemos dejar de mencionar al local Irlanda, que viene trabajando arduamente en el desarrollo y sus seleccionados, a la vista, viven el mundial a flor de piel y además, están en el Word Series.

Me quedaría escribiendo de cada uno, tengo sentimientos encontrados por todas partes porque también están las Leonas españolas, un país donde tuve la fortuna de estar y ver el gran trabajo que están haciendo en todos los niveles. Realmente esperamos superen el octavo puesto del pasado mundial, pero como toda loca y atrevida que soy, creo que New Zelanda e Inglaterra son realmente los rivales a vencer para todos.

Me quedo corta en intentar deleitarlos con esto pero en realidad estoy contando las horas para que el Mundial comience, y también cuento los días para que lo juguemos como representantes de Sudamérica… Así que a trasnochar un poco y espero sus apuestas…

¡Yo ya tengo las mías!