Con la presencia de representantes de cinco uniones y con la gestión de Sudamérica Rugby, World Rugby llevó adelante un curso de anti-dopaje tendiente a formar coordinadores y educadores en el área.

José Gorrotxategui fue el encargado de llevar adelante el curso que se da en el marco del World Rugby Trophy U20 que comenzará el martes en Montevideo y Punta del Este y del que participarán los seleccionados de Uruguay y Chile.

Los ocho seleccionados participantes se reunirán con el español y David Ho, de World Rugby, para hablar del tema en los días previos al comienzo del torneo. Los participantes del curso acompañarán en estas reuniones.

Participaron del curso a cargo de Gorrotxategui, João Nogueira (CBRu), Franco della Vedova (UAR), Alejandro Lemes y Pablo Ferrari (URU), Felipe Romero Weishaupt (Chile Rugby), María Isabel Restrepo Patiño (FeCoRugby) y por Sudamérica Rugby Francisco Rubio y Guillermo Signorelli.

El tema del curso obedece a una parte específica de la política de anti-dopaje que se divide en prevención y educación, control y sanción.

De izquierda a derecha: Lemes, Rubio, Signorelli, Restrepo Patiño, Ferrari, Nogueira, della Vedova, Gorrotxategui y Romero Weishaupt

“World Rugby ha establecido una estandarización universal, bajando la línea de tener siempre personas identificadas en cada país, en cada unión, que puedan capacitar en educación anti-dopaje a sus jugadores,” explicó el anfitrión Pablo Ferrari, Presidente del Panel Anti-Dopaje de Sudamérica Rugby.

Esta educación comenzará con los seleccionados nacionales, los seleccionados en desarrollo y luego bajará a los clubes en un proceso previsto a cuatro años.

Ver el video en nuestro Facebook: https://www.facebook.com/sudamericarugby

Los jugadores, expuestas a múltiples presiones, necesiten un contexto y respuestas. “De eso se trata,” agrega Ferrari.

“Hay que educarlos para que tengan claro que son responsables, que representan a su país, a su club. Son embajadores en los valores y eso debe estar ligado a una buena educación respecto a lo que deben y no deben hacer en lo que se refiere al ingreso de sustancias en sus organismos.”

El Código de la World AntiDoping Agency es claro: “La responsabilidad del rugbista es objetiva: de todo lo que ingresa en su organismo es responsable.”

Para finalizar, Ferrari, de larga trayectoria como dirigente deportivo en su país y organismos internacionales, dejó claro por qué no hay que doparse.

“Va en contra de los valores, del juego limpio, pero fundamentalmente, va en contra de la salud del deportista. El deportista cuando cree que está sacando una ventaja no solo está fallando en valores sino que se está fallando a si mismo porque está siendo deshonesto. A su vez, puede tener problemas de salud.”