En la segunda fecha del World Rugby Trophy para equipos Menores de 20 años, disputándose en Montevideo y Punta del Este, el seleccionado local se recuperó de una ajustada pero difícil de asumir derrota en la primera fecha para derrotar con enorme categoría a Fiji por 34 a 3. Por su parte, Chile no pudo con Namibia, ante quien cayó por 33 a 19.

A partir de los resultados de la segunda ronda, al igual que la primera y la última disputada en el Estadio Charrúa que, cabe repetirlo, cada día luce mejor, Los Teritos deberán ganar su próximo encuentro ante Hong Kong con punto bonus y luego confiar en que Fiji derrote a Portugal (le ganó a Hong Kong 31 a 24 el sábado) sin punto bonus para jugar en la final del Trophy por primera vez desde que fue campeón en Santiago, Chile, en 2008.

Mucho público se acercó al Estadio Charrúa para acompañar a unos Teritos que sueñan con la final

Chile enfrentará a Canadá, el equipo mas flojo del torneo (perdió el sábado 50 a 12 ante Japón) aunque habrá que ver como el equipo del ala Alfonso Escobar se recupera tras dos derrotas en las que los chilenos no dejaron nada por entregar.

 

Chile a pura entrega

Namibia volvió a tener una buena actuación para posicionarse al tope del Grupo A, buscando su primer final en este torneo. Chile hizo todo para complicar el triunfo, pero los africanos fueron superiores a pesar de los intentos del equipo de nuestra región.

El liderazgo del encuentro cambió de manos tres veces en un primer tiempo en el que Chile anotó su primer try, a través de Thomas Orchard, en el segundo minuto. Los sudamericanos mantuvieron la diferencia hasta que el wing Rodrigo Manzano fue enviado al sinbin.

Allí, Namibia pudo apoyar su primer try cuando el medioscrum Wihan von Wielligh se lanzó a la línea atacando desde la base de un scrum en ataque; Cliven Loubser agregó la conversión para poner a Namibia 7-5, aunque con el equipo completo, el pilar Piero Zunino, a pura potencia con un pick and go apoyó debajo de los postes para que Tomás Salas agregue la fácil conversión.

Namibia pudo anotar antes del cierre del primer tiempo con una corrida del centro Brandon Groenewald que no pudo ser bien defendida por un equipo muy agresivo en la defensa. Los dos puntos de Loubser dejaron a los africanos arriba por dos, 14 a 12.

Los chilenos se quedaron con las manos vacías a pesar de otra corajuda presentación

PW Steenkamp fue el autor del siguiente try aunque Tomás Salas lo contrarrestó. Con el tanteador 21 a 19, el partido estaba para cualquiera pero para la hora, Namibia aprovechó las oportunidades y a poco de ingresar, el primera línea Patrick Schickerling le dió el try del punto bonus a los namibios.

Con un try en el minuto 63 de Marco Beukes, Namibia supo que difiícilmente se le escaparía el encuentro y en consecuencia, jugó con mayor comfort y dominio en el cierre.

Vamo’ arriba Los Teritos

Uruguay tuvo un enorme cambio de cara de aquel que en la primer ronda no jugó bien durante ratos en el comienzo del torneo ante Portugal. El sábado apoyó cinco tries en una performance que deleitó a una amplia cantidad de público que se acercó al Estadio Charrúa.

Apenas comenzado el encuentro llegó el try de Alejo Piazza que marcó el tono de lo que sería la actuación de Los Teritos, repleta de habilidad en los backs y un importante trabajo en los forwards.

Pronto Fiji anotó un penal para reducir la diferencia pero fue todo lo que consiguieron los derrotados ya que no pudieron volver a mover el tanteador en su favor por la extrema y comprometida defensa del conjunto local, que tuvo un enorme apoyo del público en una tarde agradable, muy distinta al temporal de lluvia en la primera ronda.

Los pilares Guillermo Pujadas y Yamandú Arburúas apoyaron al final de contínuos mauls mientras que Piazza aportó cinco puntos mas con el pie para que Uruguay se fuera al descanso al frente por 20 a 3.

El gigante Manuel Leindekar, jugador del seleccionado mayor de Uruguay, apoyó en el minuto 51 para asegurar el punto bonus antes de que una gran jugada con doce fases resultó en un preciso kick del apertura Martín Cattivelli para que Juan Garese, tras el pique del balón, apoye en la bandera izquierda para delite de los muchísimos simpatizantes.

Los Teritos se “llevaron puestos” a los fijianos en el cierre de una gran jornada en el Charrúa