La paradisíaca Santa Marta, en Colombia, será la sede de los XVIII Juegos Bolivarianos en los que el rugby tendrán un lugar central. Tanto que para este evento multideportivo se construyó un campo sintético que quedará como gran legado para el rugby de la Zona Costa Caribe del país.

“Estamos con la puesta a punto del escenario, los camerinos y la zona técnica; la cancha está lista y el jueves ya llega Colombia para finalizar su preparación,” cuenta Mario Henao, integrante de la Federación Colombiana de Rugby a cargo del proyecto de los Juegos.

Construida con el lineamiento de la regla 22 y por licenciatarios oficiales de World Rugby, el campo de juego servirá para que siga creciendo el rugby en la zona del caribe.

Mario Henao, segundo desde la derecha, confía que el legado de los Boliviarianos significará un crecimiento del rugby en la zona Costa Caribe de su país.

Santa Marta está en el Departamento Magdalena y a 40 minutos, en Barranquilla, del departamento Atlántico, se construirá otro campo sintético – este para uso multi-deportivo – que será utilizando el año próximo por el rugby en los Juegos Centroamericanos y Caribe 2018.

“Tener dos campos de nivel internacional tan cercanos el uno del otro, nos permitirá organizar en nuestra Zona Costa Caribe mucho rugby, incluyendo campeonatos nacionales,” explica Henao.

El rugby en la zona está dando sus primeros pasos, pero ya se organizó en Guajira (a 1h30m) un sudamericano juvenil el año pasado y el transporte en la zona es por demás accesible para que la zona sea una de enorme desarrollo de rugby.

Respecto del biotipo, Henao dice: “Los costeños son mucha mezcla, con morochos muy grandes y fuertes, y otros pequeños pero muy veloces.”

“Queremos que la liga de Magdalena vaya tomando forma, y aprovechando los Juegos el Presidente de la Federación Andrés Gómez Castaño se va a juntar con el Alcalde de la ciudad para que el impulso del escenario tenga un desarrollo y una continuidad. Buscaremos trabajar con fuerza en la inclusión social.”

El estadio tiene una tribuna para 500 personas que quedó desbordada en la inauguración y que en los Juegos tendrá tribunas temporales. Toda la ciudad y la comunidad de Santa Marta está en función de los Juegos, “y esperamos tener 1000, 1500 personas viendo rugby.”

“Con estos Juegos y Barranquilla 2018 hay mucho interés en el rugby y esa visibilidad nos permitirá generar más apoyo de Col Deportes y el Comité Olímpico. Apuntamos a seguir creciendo como referentes,” sentenció Henao.

Los Juegos Bolivarianos comienzan el próximo jueves y el rugby se jugará entre el lunes 20 de noviembre y el miércoles 23. Participarán en la rama masculina Colombia, Perú, Venezuela, Paraguay y Chile mientras que en la femenina participarán los mismos equipos salvo Chile.