Escribe el Dr. Marcelo Saco *

La conmoción cerebral afecta a todos los deportes y es importante que todos en el rugby podamos reconocer los signos y síntomas de la conmoción cerebral. La consigna es IDENTIFIQUE y RETIRE.

No debe seguir jugando ni entrenando ningún jugador con sospecha de haber sufrido una conmoción cerebral tras recibir un golpe en su cabeza.

No importa que esos signos y síntomas sean más o menos claros. Ante la duda: ¡afuera! Y el jugador debe ser enviado a un médico para que éste pueda determinar si hubo o no conmoción.

Es muy importante el trabajo en conjunto de todos los que participamos del deporte – jugadores, entrenadores, dirigentes, médicos, preparadores físicos, los medios y los aficionados – a fin de difundir este mensaje y proteger de esta manera el bienestar del jugador.

¿Qué es la conmoción cerebral?

La conmoción cerebral es una lesión cerebral leve que se produce después de un golpe en el cráneo o un movimiento brusco del mismo. El resultado es una alteración de la función cerebral.

La conmoción cerebral tiene muchos síntomas, siendo los más comunes el dolor de cabeza, mareos, problemas de memoria o problemas de equilibrio. A veces, las menos, se produce pérdida de conocimiento.
Entonces, si alguien se golpea la cabeza y tiene pérdida de conocimiento, confirmamos que tiene una conmoción cerebral; si se golpea y no se “desmaya”, no podemos descartarla.

Hay que prestar mucha atención en todos los niveles, pero en infantiles y juveniles hay que ser muy cuidadoso ya que son cerebros más inmaduros y pueden ser más lábiles.

¿Qué podemos ver para identificar una conmoción cerebral?

Algunas reacciones nos permiten identificar un jugador con una conmoción cerebral.

  • Queda acostado inmóvil en la superficie de juego, se lo ve desorientado o confundido, no puede contestar preguntas de modo adecuado.
  • Tiene problemas para levantarse o para caminar, lentitud de movimientos
  • Tiene la mirada en blanco o vacía.

¿Qué nos puede contar quien se golpeó la cabeza?

  • Que siente dolor de cabeza, tiene visión borrosa; se siente más emotivo.
  • Asimismo, le cuesta concentrarse, siente “presión en la cabeza”, le molesta la luz, el ruido y se siente lento.
  • Siente náuseas o vómitos,  fatiga o pérdida de energía, nervios o ansiedad, somnolencia,  dolor de cuello, mareos, y la sensación general de “no sentirse bien”.

Ante cualquiera de estos síntomas, o ante la duda IDENTIFIQUE y RETIRE.

EL BIENESTAR DEL JUGADOR ES NUESTRA REGLA DE ORO

* Director Médico de la Unión Argentina de Rugby y Coordinador Médico de Sudamérica Rugby