Ignacio Silva, juega al rugby hace 10 años; es tercera línea del Prince of Wales Country Club, en distintos seleccionados de Chile y hoy es parte del gran presente que vive el sevens chileno que recientemente consiguió el pasaje al clasificatorio para el Circuito Mundial en Hong Kong y un lugar en el próximo Mundial de Rugby Sevens.

En la actualidad, ¿solamente juegas en el seleccionado de seven?

Eso se está intentado hacer desde Chile Rugby. Se busca formar las dos especialidades: Sevens y quince. Quienes estuvimos en los últimos torneos de juego reducido seremos los que vamos a representar a Chile en las próximas competencias de esa modalidad.

¿Qué balance haces de los últimos certámenes?

El balance es positivo. Tenemos un buen mix entre jugadores jóvenes y experimentados. Hemos respondido súper bien a lo que fueron los torneos de Estados Unidos y Punta del Este. Viña del Mar no fue bueno a nivel resultados, pero demostramos que hay un equipo consolidado, fuerte en defensa y muy peligroso en ataque. Mostramos nuestra identidad en la cancha y eso nos tiene contentos.

Los aplauden de todos lados, ¿a qué juega Chiles7s?

Proponemos un juego dinámico, abriendo la pelota, buscando los espacios. Somos conscientes de que no somos un equipo de mucha altura ni envergadura física entonces tenemos que buscar los espacios moviendo la pelota.

¿Cómo fue el trabajo previo a conseguir la clasificación al RWC7s?

Fue bastante duro, muy físico. Jugar en el Silicon Valleys 7s fue un golpe anímico bastante fuerte que nos mentalizó a trabajar como profesionales sin tener una estructura de ese tipo. Cada uno tomó su preparación al máximo, con buena alimentación, suplementación y descanso. Nos pusimos clasificar al Mundial en la cabeza y lo conseguimos. Estamos felices.

¿Qué repercusión tuvieron en el equipo las históricas victorias frente a Nueva Zelanda y Sudáfrica?

Nos permitieron ganar confianza, revalidar lo que estábamos planteando dentro del campo de juego. Nos hizo convencernos aún más de que nuestro plan de juego estaba funcionando y que podíamos obtener grandes cosas siguiéndolo.

De cara a Rugby World Cup 7s en San Francisco en julio, ¿como será la preparación?

Lo que hemos conversado es hacer una pretemporada durísima. Estamos entrenando tres veces por semana doble turno, y otras dos veces hacemos musculación. Mucha cancha, mucho plan de juego. Buscamos afinar los detalles. Son entrenamientos durísimos de mucho desgaste. Ahora nos toca viajar a Hong Kong y nos va a ayudar para llegar de la mejor forma al Mundial. Cada jugador individualmente se toma todo esto de una manera muy profesional. Estamos muy motivados. Sabemos de qué trata el clasificatorio. Queremos llegar a una final y ganarla.

¿Cuáles son tus sueños para este 2018?

Quiero, y queremos, dejar a Chile lo mejor parado en el Mundial, pero mi sueño seria ganar Hong Kong. Poder meternos a jugar el Circuito Mundial todo el año sería lo máximo.

 

Foto: Fotogramax Sports