Rodrigo Etchart es uno de tres Olímpicos en el equipo de Argentina XV que disputa la Americas Rugby Championship. El wing está nuevamente en su mejor momento y espera ver que trae su futuro una vez que termine el torneo.

La experiencia olímpica del jugador del San Isidro Club fue agridulce ya que sólo duró unos pocos minutos. Cuando se dirigía hacia el try en el primer partido frente a Estados Unidos en Río de Janeiro, un tackle alto forzó su rodilla al punto que la rotura de ligamentos cruzados lo alejó del campo de juego varios meses. Fue el segundo lesionado en el mismo partido, algo que golpeó duro al equipo argentino.

En aquel entonces, estaba en la mira del seleccionado argentino; su recorrido ha tomado un camino más largo.

SENSACIÓN ÚNICA

“Vivir los Juegos Olímpicos fue una sensación única. Formar parte de una delegación que representa a un país junto con muchos otros deportes y compartir momentos con ellos fue increíble.”

“La sensación de compartir y vivir en la Villa Olímpica es aún más grande, ya que además de los deportistas argentinos, uno convive y comparte con todas las disciplinas de todo el mundo.”

Y agregó: “En la Villa se vivía con una cierta tensión ya que muchos de los atletas dedican su vida para estar en ese momento. Pero todos disfrutan de esa competencia y esa mezcla de deportes y nacionalidades.”

Al repasar los buenos momentos vividos en sus días como olímpico, Etchart habla sobre los próximos Juego Olímpicos de la Juventud (YOGBA) que se diputarán en su ciudad natal de Buenos Aires. Allí, Argentina es uno de los seis equipos masculinos que disputarán la medalla de seven.

“A los chicos que se están preparando para los YOGBA tengo que decirles que disfruten la experiencia de prepararse y luego de competir en los Juegos. Y una vez que terminen, que empiecen a preparase y para estar en un Juegos de mayores porque es una experiencia increíble.

Habiendo jugado en el HSBC World Rugby Sevens Series aprendió destrezas y consiguió un estado físico que ahora aporta en Argentina XV y en el ARC.

ALTIBAJOS

Si bien reconoce que el principal objetivo de su equipo en el torneo es desarrollar y formar jugadores, dice: “La ARC es un torneo muy duro. Te abre las puertas para jugar internacionalmente en el seleccionado y se nota como todos los países se van desarrollando, mejorando y le dan mucha importancia a esta competencia.”

Etchart está en Jujuy, la provincia más norteña de Argentina, desde el lunes, preparando el partido frente a Canadá. Argentina XV necesita ganar sus próximos dos partidos y confiar en que Estados Unidos tropiece ante Brasil o Uruguay para tener esperanzas de ganar el trofeo que obtuvieron por primera vez en ARC del 2016.

Primero deben derrotar a los canadienses. “Canadá es un equipo muy duro físicamente, además de ordenado y estructurado. Se va a dar una gran pelea entre los forwards y el que menos errores cometa es el que se llevará el partido.”

Y finaliza: “Estamos con algunos altibajos. Nos está costando los comienzos de los partidos, pero estamos bien físicamente que es algo muy importante. Nos falta ajustar algunos detalles técnicos y mentales para estar bien los 80 minutos.”