Cinco países sudamericanos competirán por un lugar en los Juegos Olímpicos de la Juventud que se disputarán hacia fines de año en Buenos Aires, Argentina – YOGBA 2018. El Sudamérica Rugby 7s Femenino M18 se jugará este viernes y sábado en Sao José dos Campos, con el último partido clasificatorio previsto como previa del match que cerrará la Americas Rugby Championship 2018 entre el país anfitrión y Argentina XV.
El rugby de varones y mujeres se jugó por primera vez en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing, China en 2014. Australia ganó la medalla dorada de las mujeres mientras que Francia se llevó el primer lugar entre los varones.
Los chicos de Argentina se quedaron con la medalla de plata hace cuatro años como los únicos representantes de la región; ya aseguraron su plaza en los YOGBA pero las mujeres deberán elegir su representante a través de un proceso clasificatorio.
No teniendo antecedentes de rugby regional en menores de 18 años, el torneo que tendrá a las anfitrionas de Brasil, las también olímpicas de Colombia, Argentina, Chile y Paraguay es una gran incógnita respecto de lo que podrán encontrar los participantes en cuanto a la oposición.
“No sabemos mucho de los demás equipos; es todo un misterio,” dice el entrenador de Argentina Daniel Villén, ex Puma en sevens y quince, en concordancia con los cinco entrenadores. “No tener ciertos parámetros de tu rival es nuevo, pero cada equipo tiene su perfil que tomamos de cómo juega el equipo adulto.”
La importancia de los Juegos Olímpicos de la Juventud es tal que Brasil, Colombia y Paraguay, al igual que Las Pumitas, tienen a su coach nacional a cargo.
Las brasileras han dominado el rugby femenino de la región ganando cada uno de los torneos sudamericanos en los que participaron. Seguramente la mejor jugadora sudamericana de todos los tiempos, Paula Ishibashi, será la mánager. El coach de las Yarinhas es Reuben Samuel, el coach de las mayores.
“Nuestro objetivo es que la joven generación tenga acceso a un nivel de rugby más alto tanto dentro como fuera del campo de juego, dándoles la información y conocimiento de cómo ser un atleta profesional,” explica el coach de origen neozelandés.
Habiendo sorprendido al mundo con su agónica clasificación a los Juegos Olímpicos de Río 2016 derrotando a Argentina en 2015, Colombia desea volver al escenario internacional. El crecimiento sostenido del rugby en el país es muy positivo, sostiene el coach David Jaramillo.
“Estos procesos son muy importantes para el crecimiento del rugby ya que estamos generando la base para futuras jugadoras internacionales, a la vez que promovemos el rugby en las distintas regiones del país y le damos un objetivo a nuestras niñas,” agrega Jaramillo.
Empujando el nivel hacia arriba es el objetivo común de los participantes.
Samuel cree que “el acceso a recursos profesionales acelera y mejora el entendimiento y las habilidades que en definitiva será clave para proveer al equipo adulto de un futuro mejor, mayor y más sustentable dentro de World Rugby 7s.”
Habiendo comenzado a trabajar en la previa de este torneo hace dos años, Villén ve el clasificatorio como una oportunidad dorada del rugby argentino. “Estamos empujando por un mayor desarrollo del rugby femenino juvenil, con más competencia. Hemos tenido concentraciones nacionales, trabajando inicialmente con 44 chicas, bajando a 20 y quedándonos finalmente con las doce que tenemos en Brasil.”
Brasil y Chile abrirán el torneo el viernes; para el sábado al mediodía se habrán enfrentado todos los equipos entre sí. Tras esto, el ranking determinará qué dos equipos disputarán la final por el pasaje a jugar en los Juegos Olímpicos de la Juventud en el Club Atlético San Isidro de las afueras de Buenos Aires, entre el 13 y 15 de octubre.

Foto: Portal do Rugby