El reciente éxito del seleccionado uruguayo en la World Rugby Nations Cup marca que el camino de la competencia que busca seguir Sudamérica Rugby ofrece recompensas.

El título de Los Teros en este torneo anual, organizado desde 2006, se suma al obtenido el año pasado, también en Uruguay.

Más allá del importante suceso deportivo, quedó nuevamente demostrada la capacidad de la Unión de Rugby del Uruguay para organizar eventos de nivel internacional. A diferencia de anteriores y recientes eventos, no se pudo contar con el Estadio Charrúa, la Tierra de Los Teros, por estar atravesando éste un proceso de renovación en parte de sus instalaciones y, sobre todo, la colocación de pasto artificial.

El escenario previsto era el Parque Artigas en la ciudad de Las Piedras, pero una combinación de mal clima y actividades previas llevaron a que los organizadores debieran cambiar a última hora la sede para las primeras dos fechas, preservando la seguridad de los jugadores.

Allí, los recursos humanos y la capacidad de reacción de la URU, presidida por el Dr. Pablo Ferrari, y con la inestimable colaboración del Carrasco Polo Club que cedió sus instalaciones, pudo llevar adelante la organización del torneo que sí tuvo, como estaba previsto, su cierre en Las Piedras.

Desde lo deportivo, los tres triunfos uruguayos y los dos de Argentina XV son un reflejo del crecimiento del rugby regional.

Sebastián Piñeyrúa, Presidente de Sudamérica Rugby, manifestó su conformidad.

“Estamos contentos de que los equipos de Sudamerica sean cada vez más competitivos a nivel internacional,” dijo.

“Los triunfos de Brasil en el 6 Naciones Sudamericano y de Uruguay en la World Rugby Nations Cup, demuestran que con planificación y competencia todos los seleccionados mejoran y estas victorias sirven para que cada país busque su propio camino, o pathway, hacia la excelencia.”

Bajo la presidencia de Piñeyrúa, Sudamérica Rugby buscará potenciar y desarrollar al máximo los seleccionados nacionales a través de la alta competencia.

“En ese sentido,” cerró el dirigente, “la futura liga profesional va a ser un gran empuje para el rugby en la región.”