Chile Sevens se encuentra preparándose para la Rugby World Cup Sevens, a jugarse en San Francisco el mes próximo, en Fiji. El plantel conducido por el experimentado Edmundo Olfos (foto abajo) arribó a Nadi para una semana de entrenamiento en una tierra reconocida por su rugby sevens.

Sacando una hoja de la ruta de la preparación de España a los Juegos Olímpicos de Río en 2016, y gracias a la buena relación con el coach fijiano Gareth Baber, Chile optó por viajar hacia el Pacífico Sur.

“A través de nuestro Comité Olímpico Nacional teníamos la financiación para un campo de entrenamiento en el extranjero y en vez de ir a Estados Unidos, nos decidimos por Fiji,” explica Olfos, quien para tomar la decisión habló en profundidad con Baber y Pablo Feijoó, el actual entrenador español que como jugador viajó a Fiji en la previa de Río.

Los objetivos en este curso acelerado pasan por entender que es lo que hace exitoso a Fiji 7s, no solo desde el aspecto deportivo sino también desde lo cultural, ambos de importancia para un equipo chileno que recientemente clasificó a los Juegos Panamericanos en Lima 2019 tras ganar los Juegos Sudamericanos Odesur en Bolivia.

Con la mira puesta en San Francisco, en el Mundial que se jugará del 20 al 22 de julio, y teniendo en cuenta que los fijianos pasaran el último mes de preparación en los Estados Unidos, el momento para que los Cóndores 7s viajaran a aprender el Fiji-way era ahora.

Control defensivo

“Buscamos poder jugar buscar defensivamente con un gran equipo como Fiji, controlarlos defensivamente durante más tiempo y poder entender como trabajan ellos el ataque; como defender con esa velocidad, ver como se pasan la pelota de manera casi antinatural con esa mezcla de básquet, handball y buena comunicación,” dice Olfos.

Otro aspecto clave para el viaje es la preparación física y qué pueden aprender estando allí. No queda claro aún si el equipo chileno entrenará en las conocidas dunas de arena de Sigatoka.

http://www.worldrugby.org/photos/346277

“Estoy súper abierto a la estimulación y planificación pero veremos el beneficio de ir a las dunas. No hay pruebas científicas de su beneficio; veremos el feedback de los fijianos, porque su preparación física es distinta, sus instalaciones también y lo que les sirve a ellos podrían no servirnos a nosotros.”

“De hecho, tenemos muy buenas dunas en nuestra costa y no las hemos usado por no tener información científica. Si son buenas, las usaremos.”

Para un equipo que ha viene trabajando incansablemente en los últimos dos años, el objetivo es quedar entre los mejores 16 equipos. En el camino, está el debut frente a Irlanda.

“No podemos mirar más allá de los irlandeses en la primera ronda; han tenido muy buenos torneos en Londres y París,” dice Olfos. “Todo nuestro foco está puesto en ellos y que hayan tenido buenos torneos en Londres y París nos sirve para analizarlos. Además, entrenamos con ellos en Münich y Punta del Este en la última temporada, así que nos conocemos.”

Cultura

En la agenda de este viaje está obtener un profundo entendimiento de cómo se hacen las cosas en Fiji.

“El aspecto cultural es muy importante para mí; quiero entender como se puede trabajar con cosas más simples. A veces las metrópolis nos complican la vida. Si bien tenemos una buena cultura de equipo necesitamos aprender de ellos; no solo para el equipo de seven, sino también para el de quince y por que no, compartir lo que nos traigamos con otros deportes en mi país.”

“Somos un país multicultural que carecemos de rituales y estas cosas son buenas para el largo plazo, más allá de lo competitivo.”

Foto principal: Oscar Muñoz Badilla