Los Pumas Sevens terminaron dos semanas de intensa preparación en Buenos Aires y viajarán a Estados Unidos para pasar dos semanas en el Centro Olímpico de Chula Vista ultimando detalles de cara a Rugby World Cup Sevens, que se jugará este mes en el AT&T Park de San Francisco.

El equipo que conduce la leyenda del rugby reducido Santiago Gómez Cora llegará a RWC 7s tras una temporada que el coach considera positiva, habiendo recuperado a los jugadores lesionados y listos a sellar una preparación óptima.

Si bien será la primera vez que Los Pumas Sevens se queden en Chula Vista, Gómez Cora conoce el centro ya que en 2009 el equipo, con él de capitán, se preparó de cara a ganar el USA Sevens y luego ser finalistas, unos días mas tarde, de Rugby World Cup 7s en Dubai.

“No nos quedamos allí, solo entrenamos, pero el lugar es el ideal para el deportista ya que tiene todo cerca: el alojamiento, el gimnasio, donde se come y las canchas,” cuenta quien tuvo el record histórico de tries en el HSBC World Rugby Sevens Series.

En noviembre del año pasado, el seleccionado femenino se preparó allí y el informe fue clave para que Gómez Cora gestione el viaje. Mas allá de que compartirán el centro con Estados Unidos, Los Pumas Sevens sólo tienen previsto un amistoso con Sudáfrica en la semana previa a RWC 7s, cuando ya estén instalados en San Francisco.

“La preparación la separamos en dos etapas: la de Buenos Aires y en Estados Unidos,” explica Gómez Cora.

“La primera etapa fue de dos semanas – una de acondicionamiento y recuperación de jugadores, 100% física, y la otra sobre temas específicos, desglosando distintas etapas del juego trabajando una por día.”

Uno de los objetivos sobre los que se trabajó en Buenos Aires fue en la construcción de un plan de juego específico para el torneo.

“En Chula Vista tendremos una semana de intensidad física y luego, la segunda será ya de repaso para llegar a San Francisco a descansar y pensar en quien pensamos será nuestro primer rival, Canadá.”

Para el veterano capitán Gastón Revol (foto), el desafío a sus 31 años, pasa por lo personal y grupal. “Me gusta poder sumarle al equipo mi experiencia de tantos años y poder en el juego atacar y defender,” cuenta el olímpico en la previa a su partida a Estados Unidos para jugar su segundo Mundial. “Me sigo sintiendo bien y ganas tengo,” agrega sobre un futuro que podría sellar su carrera en RWC 7s.

Con respecto a los desafíos en San Francisco, “el cambio de formato hace que todo recaiga sobre un sólo partido mientras que cuando es por zonas tenés un partido clave que siempre sabés cual es aunque tenés alternativa. Ahora es todo en un partido. Me gusta mas el formato del circuito pero también nos ha ido bien preparando un partido.”

Los argentinos no quieren mirar mas allá del primer partido, que suponen será frente a Canadá si estos derrotan a Papua Nueva Guinea.

“El mismo formato nos hace ir partido a partido. Sabemos que mirar mas allá del debut sería peligroso, pero tenemos como objetivo mínimo quedar entre los ocho mejores. Obviamente, vamos con las ganas de ser campeones,” sentenció Revol cuyo futuro en el equipo se definirá después de San Francisco, cuando el foco de Gómez Cora se pose sobre los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

El conjunto argentino pudo consolidarse esta temporada quedando en el séptimo lugar en el HSBC World Rugby Sevens Series, llegando a las finales de Cape Town y Las Vegas y quedando en tercer lugar en Sydney. Si bien sólo sumó 15 puntos en las últimas tres etapas, para Gómez Cora fue una buena temporada.

“Probamos jugadores y distintos aspectos de nuestro juego. Ahora, enfocados solamente en RWC 7s, estamos en un buen momento,” selló el veloz coach.