Comenzamos de cara a Rugby World Cup Sevens, a jugarse en San Francisco del 20 al 22 de este mes, con cuatro equipos de nuestra región, un repaso de la historia de los mundiales de rugby reducido y la participación de los equipos de Sudamérica Rugby.

Cuando se haga la salida del primer partido de la octavo Rugby World Cup Sevens, el pasado dejará de tener un lugar y el presente llenará las expectativas de 24 equipos masculinos y 16 femeninos. Cuatro de ellos serán de nuestra región – Brasil será la única representante femenina, mientras que por el lado de los varones estarán presentes Argentina, Chile y Uruguay.

Mucho ha cambiado en el rugby internacional desde aquel primer Mundial de Sevens que se jugó en la otoñal pero gélida Edimburgo.

Rugby World Cup, en su versión de quince, tenía el antecedente de haberse jugado en Nueva Zelanda y Australia en 1987 y en Gran Bretaña y Francia en 1991.

El orígen

El rugby sevens no tenía el perfil que hoy día tiene y tan solo el Hong Kong Sevens incluía a equipos nacionales y era una verdadera fiesta del rugby.

Había un antecedente del rugby sevens cuando se celebró el centenario de la Unión de Rugby Escocesa (SRU) en 1973 en el que participaron tan solo siete de los ocho equipos que eran parte del entonces International Rugby Football Board – Sudáfrica ya vivía el oprobio internacional por su política de apartheid.

Tres años mas tarde nacía el torneo de Hong Kong y con los años surgieron torneos como el de Dubai, Punta del Este y Catania. El rugby dejaba de ser un deporte para un grupo reducido de países, con un futuro enorme de crecimiento.

El IRB decidió entonces dar un lugar al rugby reducido a partir de una propuesta de la SRU, celebrando así 100 años del nacimiento del sevens en el Melrose RFC.

De hecho, el centenario exacto sería doce días después de finalizado ese primer Mundial.

De los 24 equipos participantes, cinco surgieron de torneos clasificatorios mientras que los restantes diecinueve fueron invitados directamente.

Argentina tenía como entrenador mendocino Miguel Setién. El medioscrum titular de un plantel de tan sólo diez jugadores fue Fernando del Castillo (actual Gerente de Desarrollo de SAR, en la foto principal, parado, tercero) mientras que a último momento se sumó nuestro Gerente de Competencias Horacio Herrera (en la foto, parado primero a la izquierda) para reemplazar al lesionado Gonzalo Camardón.

El recorrido argentino

Ese mismo año, Los Pumas habían sido semifinalistas del Seven de Punta del Este cayendo 22 a 5 con Australia mientras que en Hong Kong cayeron con Sudáfrica (0-28) en la primera fase, y contra Tonga 14-26 en la semifinal del Plato.

El capitán Lisandro Arbizu ataca ante Australia con apoyo de Santiago Mésón. Detrás, Michael Lynagh.

Así llegaron a Edimburgo que sorprendió a propios y visitantes con un frío que lastimaba en un Murrayfield que tenía tres de sus cuatro tribunas con el formato actual, manteniendo la estructura original de su tribuna principal, que sería derrumbada días después del fin del torneo.

Argentina comenzó con un triunfo frente a una Italia liderada por el cordobés Diego Domínguez y luego venció al local Escocia 14 a 10. Los partidos del grupo C terminaron con dos derrotas, la primera ante un violento equipo de Tonga por 5 a 17 (algunas de las infracciones hoy hubieran resultado en serias sanciones) y por un categórico 5 a 42 ante la Australia de David Campese.

Condenados a jugar por el noveno puesto, el equipo que conducía Lisandro Arbizu tuvo sólidas actuaciones para derrotar en la tercera y última jornada a Taiwán (26 a 5), Corea (24 a 0) y en la final por el Plate a España, por un trabajado 19 a 12.

Un campeón inesperado

El Seven de Hong Kong recibía como mundial no oficial a la mayoría de los seleccionados nacionales que participaron en Murrayfield, aunque uno de los que venía sin competencia previa era el que finalmente fue campeón.

Usando un sistema mas largo y agotador, los dos primeros equipos de cada zona clasificaron a dos grupos de los que surgirían los semfinalistas. Por un lado, los tres equipos del Pacífico – Fiji, Samoa y Tonga – quedaron con Irlanda, mientras que Inglaterra, Australia, Sudáfrica y Nueva Zelanda estaban en la otra llave.

Fiji y Australia quedaron primeros mientras que Irlanda e Inglaterra serían los cruces en semifinales. Al invicto Fiji lo sorprendió el conjunto inglés, ganando 21 a 7. Un tackle salvador del desconocido Dave Scully al famoso gigante Mesake Rasari generó, contraataque mediante, el try que fue punto de quiebre para el triunfo del equipo que dirigía Les Cusworth, quién siete años mas tarde se sumaría como colaborador de Los Pumas. Waisale Serevi, reconocido como el mejor jugador de seven de todos los tiempos, mostró su endeble defensa repetidas veces, siendo gran responsable de la derrota.

Irlanda cayó con Australia en la otra semifinal, nuevamente su sueño mundialista roto por Michael Lyangh, al igual que dos años antes en el cuarto de final del Mundial de 15.

Los australianos habían derrotado a Inglaterra 21-12 a las 13 horas de ese domingo 18 de abril.

Pocos esperaban, cuando comenzó la final a las 16:12 de esa misma tarde, que Inglaterra se iría al descanso ganando 21 a 5. El velocísimo Andrew Harriman dejó parado con una medialuna perfecta a Campese, la gran estrella del rugby mundial por ese entonces, y se fue al primer try. Lawrence Dallaglio apoyó el segundo mientras que el medioscrum era Matt Dawson – estos dos, serían campeones mundiales de quince en 2003.

A pesar de tener tan solo una semana preparación frente a un equipo que también había estado en Punta y en Hong Kong, supieron defender el resultado por lo que, para sorpresa de propios y extraños, la Princesa Margarita le terminó entregando a Harriman.

Países participantes: 

Grupo A: Fiji, Sudáfrica, Gales, Rumania, Japón, Latvia

Grupo B: Irlanda, Nueva Zelanda, Francia, Corea, Holanda, Estados Unidos

Grupo C: Argentina, Australia, Escocia, Tonga, Italy, Taiwán

Grupo D: Inglaterra, Samoa, Canadá, España, Namibia, Hong Kong

El plantel argentino: Lisandro Arbizu (capitán), Pedro Baraldi, Gonzalo García, Hernán García Simón, Christian Viel, Fernando del Castillo, Horacio Herrera, Santiago Mesón, Gustavo Jorge y Martín Terán.

Los partidos de Argentina:

vs Italia 17-7 ; vs Escocia 14-10 ; vs Tonga 5-17 ; vs Australia 5-42 ; vs Taiwán 26-5 ; vs Corea 24-0; vs España 19-12 (campeones Plate)