• World Rugby se comprometió a mejorar la competitividad del rugby internacional entre Rugby World Cups dentro de un calendario marco 2020-32 definido en San Francisco para mejorar la puesta en valor para todos
  • Ingresar a nuevos mercados televisivos y comerciales, mejorar las oportunidades de competencia para naciones emergentes y el bienestar y seguridad del jugador entre las consideraciones claves
  • El Comité Ejecutivo aprobó el avance de conversaciones de un comité dedicado al juego profesional

En una semana de reuniones productivas en Sydney, el Comité Ejecutivo de World Rugby reafirmó su compromiso de asegurar que el rugby internacional sea lo más atractivo, competitivo y valioso posible de cara a la próxima década, manteniendo a su vez el foco inquebrantable en el bienestar y seguridad del jugador.

Tras el acuerdo de San Francisco, que generó un calendario estable a largo plazo entre 2020-32, la federación internacional comenzó a explorar dentro de su propio marco, formas de aportarle mayor significado y emoción a las ventanas de julio y noviembre, optimizando para todos el modelo comercial.

El rugby internacional es el escaparate global del deporte, la máquina financiera y el empuje detrás un crecimiento del 28% en la base de simpatizantes a partir de jóvenes audiencias en mercados emergentes como Brasil, China, India y los Estados Unidos. Hay en la actualidad 338 millones de simpatizantes y 9,2 millones de jugadores en todo el mundo, y el año próximo se disputará por primera vez una Rugby World Cup en Asia, demostrando que existe la significativa oportunidad para extender el alcance del rugby internacional.

El Presidente de World Rugby Bill Beaumont dijo: “Construyendo sobre las bases sólidas del acuerdo de San Francisco, creo que es el momento indicado y que existe la oportunidad para generar algo de real impacto que le aporte al rugby internacional mas emoción, significativo y valor entre Rugby World Cups, para el beneficio de todos.”

“En línea con este objetivo, estamos examinando modelos para maximizar el potencial de las ventanas de julio y noviembre sin cambiar el marco de lo acordado en San Francisco, creando un programa anual de partidos significativos que abran nuevos mercados, atraigan nuevos simpatizantes e incrementen los beneficios comerciales, manteniendo la prioridad del bienestar y seguridad del jugador.”

“Si bien estamos en el comienzo, las primeras discusiones esta semana con mis colegas del Comité Ejecutivo fueron muy productivas y quiero agradecerles por su total colaboración y apoyo. Es un momento importante para el deporte y debemos tomar el envión positivo y, trabajando muy cerca de las uniones, generar algo que traiga orgullo y beneficios a todos los que están en el rugby.”

El Vicepresidente de World Rugby Agustín Pichot agregó: “Es clave que sigamos evolucionando constantemente para asegurar interés y relevancia dentro de un ámbito de veloz evolución respecto a simpatizantes, alcance de la televisión y aspectos comerciales.”

“Las estrategias que hemos analizado generan justo eso, aportan el proyecto potencial para un crecimiento esencial, generando mas oportunidad para naciones emergentes y elevando el valor comercial para todos.”

Se establecerá un Comité de Rugby Profesional de World Rugby, con representantes de todos países del Tier Uno y varios representantes del Tier Dos para seguir avanzando de manera colaborativa y consultiva. Este grupo reportará al Comité Ejecutivo de World Rugby.

El Comité Ejecutivo también aprobó un foro anual de rugby profesional del que participarán uniones, clubes y representantes de los jugadores para analizar temas de interés común.

El Comité Ejecutivo de World Rugby: Bill Beaumont (Presidente), Agustin Pichot (Vicepresidente), Gareth Davies (Gales), Lord Mervyn Davies (Independiente), John Jeffrey (Escocia), Bernard Laporte (Francia), Bob Latham (Estados Unidos), Wendy Luhabe (Independiente), Brett Robinson (Australia), Mark Robinson (Nueva Zelanda), Brett Gosper (CEO).