El seleccionado de Chile Sevens se convirtió en el primer equipo de la región en obtener el Sudamérica Rugby 7s, circuito de dos torneos que el conjunto que dirige Edmundo Olfos ganó con contundencia al quedarse con el Seven de Punta del Este la semana pasada y en casa, en Viña del Mar volvió a quedarse con el primer puesto.

El premio para Chile fue múltiple ya que viajará a los sevens de Las Vegas y el de Vancouver, la quinta y sexta parada del HSBC World Rugby Sevens Series, además de participar junto a Uruguay en el clasificatorio al Circuito 2020 que se juega habitualmente en Hong Kong.

Si bien no terminó invicto, cayó contra Sudáfrica el sábado por 19 a 10, fue claramente el mejor equipo, con una defensa abrumadora y un ataque contundente. Sudáfrica fue el campeón de SAR 7s el año pasado y Fiji lo fue en 2017.

Los múltiples objetivos se fueron cumpliendo y ahora Chile viajará a Hong Kong como claro candidato a luchar por un lugar en la elite del seven mundial, posición que busca desde hace unos años.

“Es una buena temporada que está empezando,” dijo el capitán Felipe Brangier, elegido el mejor jugador del torneo, como parte de un equipo con muchos jugadores en altísimo nivel.

“Siempre decimos que tenemos que jugar los 14 minutos y no entregarnos nunca. Lo hecho representan grandes avances para nuestra realidad.”

Gran segunda jornada

La última jornada comenzó con un triunfo ante Alemania por 17 a 7, con más nerviosismo que certeza, pero a sabiendas que su lugar en Hong Kong ya era suyo.

En semifinales se encontró con un equipo de Argentina que pecó por su inexperiencia, renovado totalmente respecto del que cayó en la final de Punta una semana antes. Con este triunfo, el circuito ya era chileno.

Quedaba un voluntarioso equipo uruguayo, muy bien liderado por el incansable Diego Ardao, que había perdido con el anfitrión en la primer jornada por 21 a 10.

El desafío pasaba tanto por mantener el buen nivel como por no dejar pasar la oportunidad de dejar un sello.

Con el excelente trabajo de figuras como Benjamín Devids, Francisco Urroz, Lucas Westcott y el capitán Brangier, los espectadores que llenaron The Mackay School, pudieron acompañar una nueva celebración de Cóndores 7s, tras un contundente 31 a 7.

Consultado sobre las razones del éxito de su equipo, Brangier dijo: “El sello es la amistad y el positivismo que tenemos; eso lo demostramos en la cancha con la lealtad, la solidaridad y el empeño. Es una energía que venimos buscando hace años; es un camino largo, pero con esfuerzo, entrega y disciplina se puede.”

Argentina terminó en el tercer puesto tras derrotar a un buen equipo portugués. Quien se llevó las muchas miradas fue el debutante en Pumas 7s Marcos Moneta. El reciente medallista olímpico mostró una velocidad poco común.

Los resultados

Semifinales noveno puesto:

Estados Unidos 35 – Brasil 0

Paraguay 17 – Canadá 12

Cuartos de final, Oro

Uruguay 14 – Sudáfrica 12

Argentina 22 – Rusia 14

Chile 17 – Alemania 7

Portugal 36 – Colombia 12

Semifinal, Quinto Puesto

Rusia 19 – Alemania 15

Sudáfrica 15 – Colombia 0

Semifinal de Oro

Chile 35 – Argentina 0

Uruguay 19 – Portugal 14

Final por el onceano puesto

Brasil 24 – Canadá 17

Final por el noveno puesto

Estados Unidos 26 – Paraguay 5

Final por el séptimo puesto

Alemania 47 – Colombia 5

Final por el quinto Puesto

Sudáfrica 22 – Rusia 5

Final de Bronce

Argentina 31 – Portugal 21

Final

Chile 31 – Uruguay 7

 

Fotos: Sergio Maureira