Timber by EMSIEN-3 LTD
Tags Posts tagged with "Chile"

Chile

by -
43

A diferencia de la primera jornada en que hubo más derrotas que triunfos, Sudamérica tuvo mejores resultados en el segundo día de Rugby World Cup Sevens que se disputa en el AT&T Stadium de San Francisco.

Ganaron sus dos encuentras las chicas de Brasil, mientras que Chile y Uruguay, ambos compitiendo por el puesto 17, ganaron sus respectivos partidos del día. Quien no pudo pasar a semifinales y sólo podrá jugar por el quinto puesto fue el seleccionado argentino, apabullado por uno de los candidatos, Fiji.

Mujeres

Brasil 15 – Papua Nueva Guinea 12

Complicado pero merecido triunfo de As Yaras en el arranque de la segunda jornada del RWC 7s.

Despiertas desde el arranque, el marcador lo abrió Leila Silva al interceptar un pase de Papua Nueva Guinea para apoyar el primer try del partido. Una confusión en defensa derivó en el try de sus rivales desde las 25 yards.

Sobre el fin del primer tiempo y el arranque del segundo, Brasil llegó dos veces al try. Primero, Silva se escapó a su defensora después de un preciso pase de Isadora Cerullo, mientras que en el segundo, Raquel Kochhan se benefició de una gran corrida de la veterana para sumar de a cinco.

Si bien Papua Nueva Guinea volvió a apoyar para quedar a tres puntos muy cerca del final, la experiencia de las sudamericanas les permitió festejar el triunfo.

Brasil 22 – Sudáfrica 0

En un encuentro de importancia para las brasileras que buscan reinsertarse en el concierto internacional, el triunfo fue muy celebrado.

El primer tiempo fue para las chicas brasileras que se llevaron un primer tiempo que se extendió hasta los doce minutos, por 12 a 0 después de los tries de Haline Scatrut y el de la capitana Raquel Kochhan, en un movimiento en que el balón se recicló varias veces para desarticular la defensa sudafricana.

En el segundo, y último tiempo de las chicas en el Mundial, Brasil volvió al try dos veces a través de Bianca Silva para estirar al triunfo a un cómodo y muy merecido 22 a 0 y quedar con el puesto trece en RWC 7s.

Varones

Chile 33 – Tonga 29

En un partido de ida y vuelta, muy parejo, el pie de Marcelo Torrealba fue la diferencia entre los dos equipos ya que ambos conjuntos apoyaron cinco tries cada uno. El capitán Felipe Brangier fue clave en los dos primeros tries, apoyando el primero tras una bien calculada medialuna a un rival y generando el quiebre en el segundo que apoyó Franciso Urroz, autor también del tercero, en el que quedó clara la ambición del equipo de Edmundo Olfos.

Con el tiempo cumplido para irse al descanso, optaron por seguir jugando y el incansable Ignacio Silva se llevó puesto a tres defensores para generar el envión y el espacio.

En el segundo tiempo hubo dos tries; el de Benjamín Devits fue gracias a un gran contra-ruck y recuperación de pelota.

El quinto, y último, de Torrealba, fue probablemente el mejor del equipo, viniéndose desde el fondo, con paciencia y dos buenas acciones ofensivas de Lucas Westcott y Silva para el try.

Si bien Tonga apoyó sobre el cierre, no hubo tiempo para dar vuelta un partido que, aún en la paridad, fue bien ganado por Chile.

 

Uruguay 21 – Papua Nueva Guinea 19

Al igual que en los anteriores dos partidos de sus vecinos regionales, Uruguay ganó con lo justo el partido ante un equipo de Papua Nueva Guinea que estuvo muy cerca de quedarse con un try.

El pie de Guillermo Liejtenstein, al convertir los tres tries – sobre todo el último con el tiempo concluido, fue clave. Ayudó la cabeza fría de Eugenio Plottier quien a pesar de haber ingresado un par de minutos antes, entendió que valía la pena arriesgar un poco más para hacerle más sencilla la conversión a su compañero.

El primer try lo apoyo Felipe Etcheverry – en la previa casi llega Valentín Grille que sufrió un durísimo tackle en el que perdió el balón, se recuperó para hacerle perder el balón de otro gran tackle ofensivo a su rival y del line rápido y el control de Gabriel Puig se armó el try en el quinto minuto para empatar temporariamente.

PNG volvió a apoyar un try y Manuel Ardao replicó con un gran try para volver a empatar. En la previa, Ardao se llevó puesto un par de rivales y cuando se recicló el balón volvió al potente forward que nuevamente se deshizo de dos defensores para apoyar.

Uruguay que nunca se entregó llegó al try a segundos del cierre; la conversión realizada después de que sonara la bocina, le dio un importante y merecido triunfo.

 

Argentina 7 – Fiji 43

Sin atenuantes, Fiji se llevó el partido con una enorme y justa diferencia ya que sometieron a Los Pumas en todo momento.

El único try argentino recién llegó en el arranque del segundo tiempo tras no tener ningún ataque de peligro en la primera etapa. Franco Sábato se lanzó contra la bandera derecha después del minuto de juego y el capitán Gastón Revol agregó la complicada conversión ante un rival que fue superior en todo momento.

Los fijianos dominaron completamente el primer tiempo con tres tries, y al try de los argentinos, replicaron rápidamente para frenar cualquier ilusión Puma con otros. Los del Pacífico Sur ratificaron con su juego de pase en el contacto y potencia en la defensa que son uno de los grandes candidatos, buscando asegurar su tercer mundial y sumar la Melrose Cup a la medalla olímpica que obtuvieron en Río 2016.

Argentina jugará el domingo por el quinto puesto.

Foto: UAR

 

by -
168

La primera jornada de Rugby World Cup Sevens en San Francisco trajo cuatro derrotas y una victoria para los equipos sudamericanos. Las mujeres de Brasil jugarán por el treceavo lugar mientras que Chile y Uruguay jugarán por los cuartos de final del Tazón. Argentina, en el cierre de la jornada pasó a cuartos de final al derrotar a Caandá 28 a 0.

En la segunda jornada, tanto Brasil como Uruguay enfrentarán a los respectivos equipos de Papua Nueva Guinea mientras que Chile enfrentará a Tonga. El rival de los argentinos

Brasil 19 – Canadá 43

No fue un buen comienzo para As Yaras que en dos minutos perdían 14 a 0 al tener problemas básicos de defensa. Cuando pudieron conseguir el balón por primera vez, voló hacia Bianca Silva (foto) que demostró velocidad de nivel internacional para sacarse de encima la defensa y correr al try, convertido por Isadora Cerullo.

El primer tiempo terminó con un cómodo 24 a 7 para las finalistas del anterior mundial, pero nuevamente Silva, al encontrar un hueco tras un cruce en sus 25 yardas fue imparable, aunque las canadienses replicaron con otros dos tries antes de que llegara el tercer try de las sudamericanas, a través de Amanda Araujo, después de un período de paciencia y control.

El 43-19 final mostró algunos buenos momentos del equipo que lidera Raquel Kochhan.

Brasil 14 – Japón 19

Dolorosa derrota que bien podría haber sido victoria ya que durante gran parte del partido fue una batalla muy pareja y las brasileras jugaron buen rugby, empatando 7-7 el primer tiempo y poniéndose al frente en el arranque del segundo, aunque no sería suficiente.

La juvenil Silva, de 18 años, anotó su tercer try del torneo, para empatar el partido al cierre del primer tiempo y desde la salida misma, Cerullo aprovechó su potencia y velocidad para correr 65 metros y apoyar debajo de los palos. Más allá del compromiso al tackle de Brasil, las japonesas consiguieron apoyar dos tries antes del fin del partido y llevarse el triunfo.

Uruguay 7 – Japón 33

Pocas equivalencias hubo en el primer partido de un conjunto uruguayo que no tuvo la pelota en los primeros seis minutos seis minutos y medio. En ese período, un equipo de Japón repleto de jugadores de Pacífico se  fue al descanso ganando cómodamente 26 a 0.

En el arranque del segundo tiempo, después de que el capitán ‘Tambor’ Puch implorara por un mayor compromiso en la defensa, ‘Tone’ Mieres (foto) apoyó un lindo try. Uruguay pudo mantener la posesión y en el quiebre del experimentado Mieres, tuvo que quitarse de encima a dos defensores, a los que confundió con un cambio de paso.

Sería lo único positivo en un partido en el que, al menos, el segundo tiempo terminó con un try por equipo.

Chile 12 – Irlanda 17

Gran desempeño del equipo chileno que quedó demasiado cerca de un paso a cuartos de final, perdiendo el partido 23 segundos después de que sonara la chicharra que avisa que el tiempo oficial ha terminado.

En el arranque, y sin que el balón se frenara, Pedro Pablo Verschae cruzó para el primer try tomando por sorpresa a un equipo irlandés que venía en alza tras dos buenos torneos en Londrés y París.

Respondieron los de verde con dos tries para llevarse el primer tiempo por 12 a 7.

Ya se veía que el partido se definiría por lo mínimo por lo que fue importante que Chile empate con el try de Francisco Metuaze pegado al touch.

El otro Verschae, Martín (foto principal) pareció irse al try, pero en los metros finales, tras sacarse de encima al último defensor, no pudo mantenerse de pie y se fue del campo de juego.

Todo indicaba que, con el nuevo sistema de eliminación directa, este sería el primer partido en ir a muerte súbita cuando una falla defensiva generó el espacio para que Irlanda se lleve el partido, vale decirlo, injustamente.

Argentina 28 – Canadá 0

Los Pumas 7s fueron eficientes para derrotar a Canadá sin dejar dudas, jugando con inteligencia y paciencia. Santiago Mare apoyó dos veces en los primeros seis minutos.

El primer try tuvo a Bazán Vélez el artífice, ya que desde el piso, el cordobés pasó a Mare que entró en un ángulo imparable.

El segundo vino de un penal rápido jugado por Matías Osacdzuk que cedió a Mare después de juntar marcas; igualmente, el argentino tuvo que estirarse en el tackle para apoyar.

Ya en el segundo tiempo, Gastón Revol fue el autor del tercero con velocidad de resolución y un error del último defensor canadiense que ante el kick del capitán argentino, pifió el desquite dentro del ingoal; Revol apoyó. Al igual que en los dos anteriores, aportó la conversión para el 21 a 0 parcial.

Con un jugador menos, el Pumita Mateo Carrera, convocado a último momento por lesión, aprovechó un gran pasaje de juego de Los Pumas 7s para irse debajo de los postes, sellando así su pasaje a los mejores ocho.

Foto: Mike Lee – KLC fotos for World Rugby

by -
388

Rugby World Cup Sevens 2018 en San Francisco marcará nuevos niveles en el sevens en la relación con los simpatizantes gracias a un programa de innovaciones anunciado por World Rugby.

Como reflejo de un deporte que ya atrajo una base de seguidores de 33 millones en los Estados Unidos, la estrategia de Rugby World Cup Sevens para relacionarse con sus simpatizantes apunta a acercarlos a la acción en el estadio, en casa o donde estén, eficiente tanto para el fanático como para el debutante en el rugby.

Demostrado que el rugby sevens es un probado factor de crecimiento en la base de seguidores, y con la recientemente concluida temporada del HSBC World Rugby Sevens Series de varones y mujeres atrayendo 100 millones de vistas de video, San Francisco 2018 será el evento de rugby con mas contenido e impronta digital del año. Tendrá:

  • El app oficial de Rugby World Cup Sevens: este app será al lugar adonde ir para los fanáticos queriendo seguir la acción en RWC 7s en San Francisco. Con actualizaciones en tiempo real durante todo el torneo, este app incluirá partidos, streaming en vivo y comentarios, contenido de video y estadísticas del torneo. Además, tendrá novedades push según GPS que se enviarán a los simpatizantes en el estadio y el resto del mundo para una mayor interacción
  • Experiencia exclusiva de Realidad Virtual desde detrás de la escena: World Rugby se asoció con NextVR, líderes en la industria de RV en deportes y eventos en vivo. Este detrás de escena exclusivo le permitirá a los simpatizantes en el estadio y en casa la experiencia de acceder a lugares exclusivos durante el torneo
  • Cañones: Una realidad aumentada con activación en el estadio, con entrega de premios única en la que se alienta a los espectadores a atrapar los balones de rugby que se lanzarán desde los cañones visibles en la pantalla gigante
  • Capgemini Match Predictor: Juego online para que los simpatizantes pronostique resultados y ganadores de cada partido y compitan contra el Capgemini Artificial intelligenceBot
  • Bot de World Rugby: Disponible online y en Facebook, los simpatizantes podrán relacionarse con el Bot para saber mas de RWC Sevens, el evento, los equipos y los resultados en vivo
  • Central de estadísticas: Central de estadísticas para la prensa y los comentaristas generadas por el equipo de Capgemini’s Insights and Data, con información sobre enfrentamientos previos, predicciones del Bot de Inteligencia Artificial y la “visión experta’ de potencia de ataque y defensa a partir del análisis disponibles en https://www.rwcsevens.com/stats-zone
  • Web, sitios mobiles y central en vivo: https://www.rwcsevens.comproveerá la información clave para los simpatizantes en la previa, incluyendo el calendario de partidos, guía para principiantes, información de prensa, ticketing, equipos, jugadores y más. Durante el torneo, estarán los resultados en vivo, información en profundidad de cada partido, una central de videos y estadísticas. También incluirá streaming en vivo, con comentarios y clips de video casi en vivo de todos los tries de todos los partidos
  • Un emoji de Twitter para #RWC7s para que los simpatizantes puedan participar de la conversación online
  • Varias inovaciones en la transmisión estarán disponibles, incluyendo cámaras de super cámara lenta, gráficas, cámaras en las banderas en las esquinas haciendo de este el event de sevens de World Rugby con la mejor cobertura a la fecha
  • Rugby7Stars fantasy: Habrá una edición del exitosos juego para Rugby World Cup Sevens en vivo para que compitan los simpatizantes de todo el mundo durante el torneo

El CEO de World Rugby Brett Gosper dijo: “Rugby World Cup Sevens 2018 innovará tanto dentro como fuera del campo de juego en una cantidad de nuevas iniciativas que mejorarán la experiencia del simpatizante y los acercará aún más a la acción. Como capital global de innovación, San Francisco es un buen lugar para que World Rugby use por primera vez estas activaciones digitales pioneras.”

“En el campo de juego, tenemos un nuevo formato de eliminación directa en la que cada partido cuenta y para ser campeón de Rugby World Cup Sevens hay que ganar todos los partidos. El nuevo formato creará un ambiente atrapante y único para los espectadores en el estadio y en sus hogares.”

“Fuera del campo de juego, se podrá seguir toda la acción en tiempo real, a través del app oficial de Rugby World Cup Sevens que aportará información en vivo, streaming y comentarios durante todo el torneo. Nuestra experiencia de realidad virtual acercará a los simpatizantes al detrás de escena del torneo como nunca antes.”

El día antes del torneo se realizará la Rugby World Cup Sevens 2018 Innovation Summit junto al socio global Capgemini. Esta cumbre se realizará en el Applied Innovation Exchange de Capgemini en el área de la bahía de San Francisco, con la participación de los principales especialistas del deporte, buscando identificar y explorar las las innovaciones e implicancias para el deporte y la comunidad empresaria.

by -
607

En el lugar indicado en el momento correcto. 

Benjamín Bono

Así describe Benjamín Bono la suerte que tuvo de ser campeón mundial en Rugby World Cup Sevens 2001. El uruguayo es un nombre poco conocido a la hora de hablar de los distintos equipos que levantaron la Melrose Cup desde que se puso en juego en 1993, pero la medalla dorada en su casa es fiel testigo de su ‘logro.’

En aquellos primeros torneos, World Rugby permitía planteles de tan sólo diez jugadores por lo que se ponía a disposición un plantel de suplentes para que, ante la necesidad de lesión, los equipos pudieran reemplazar a sus jugadores.

Chile había obtenido ajustadamente el clasificatorio a Mar del Plata 2001 nueve meses antes en Santiago y muchos de los uruguayos que integraban aquel plantel Tero dieron paso a un grupo más joven al que le tocó en suerte viajar a la ciudad costera mas importante de Argentina para integrar el pool de suplentes de RWC 7s, a la espera de una posible participación.

Benjamín Bono fue uno de los integrantes de ese grupo que se instaló tres días antes del comienzo del torneo, cerca del hotel oficial de los equipos.

Jugado en el estadio Mundialista de Mar del Plata, en pleno verano y con altas temperaturas, el torneo cautivó a miles de espectadores que explotaban cuando jugaba el equipo local que, capitaneado por el hoy Vicepresidente de World Rugby, llegó a semifinales.

Bono, del British School Old Boys Club de Montevideo, disfrutaba el espectáculo, esperando la chance de saltar al campo de juego. 

Como a todos sus compañeros la chance le llegaría y se sumó a Japón, aunque al no salir a la cancha, estuvo poco con los asiáticos.

“En el último partido del segundo día se lesionó Eric Rush y el entrenador de los All Blacks Gordon Tiejtens le pregunta a su amigo Pedro Bordaberry, se conocían por el Seven de Punta del Este que organizaba mi club, a quien recomendaba, y le habló de mí. Tuve suerte,” recuerda ‘Memo’ Bono, mientras se prepara para un día laboral en el campo.

Tiene claros los recuerdos de aquellos días. “Lleno de vergüenza, esa misma noche me mudé al hotel con el equipo y dormí en la misma habitación con Eric Rush, que ya estaba enyesado. Por suerte, lo conocía del Seven de Punta del Este. Enseguida me trataron muy bien.”

Bono de frente, junto a Jonah Lomu, escucha las indicaciones de Gordon Tiejtens

Para acelerar su recuperación, Rush regresó a Auckland ese mismo domingo por la mañana y Bono, tras recibir toda la ropa de los All Blacks Sevens, pasó a ser uno mas del grupo.

“Esa mañana hicimos algunos movimientos como para que supiera las jugadas y nos fuimos al estadio,” dice el ex tercera línea que también jugó en Los Teros. 

Nueva Zelanda, que venía de derrotar a Inglaterra, España, Japón, Chile y Zimbabwe en las primeras dos jornadas, le ganó a Samoa el cuarto de final y enfrentó unos Pumas que tuvieron el mejor aliento de la historia de los mundiales ese fin de semana. Pero el empuje de la gente no alcanzó y los neozelandeses ganaron 31-7. 

“Casi entro, pero cuando estaba por hacerlo terminó el partido,” sonríe.

La final contra Australia fue un concierto magistral de Jonah Lomu, que había estado casi ausente en las primeras dos jornadas pero el domingo parecía enajenado, jugando por su amigo Rush.

“En el vestuario, antes del partido se me acercó, me pasó el brazo por arriba de los hombros y me dijo ‘quedate tranquilo… no pasa nada’.”

“Era una bestia.” dice sobre Lomu. “Era un gigante, su pierna era el doble que la mía!”

Con jugadores de la talla de Lomu, el lesionado Rush, Mils Muliaina, Karl Te Nana y Amasio Valence, el equipo de Tiejtens selló el torneo con un categórico 31 a 12 frente a un buen equipo australiano. Bono lo disfrutó desde el banco de suplentes.

“En la premiación pasamos todos y me dieron una medalla y hasta me pasaron la Melrose Cup; un fotógrafo amigo, Nacho Naón, me gritó para que posara con la Copa. Por supuesto, no hice el haka!” Esa foto es la que la abre esta nota.

Llegando al estadio mundialista, detrás de la “bestia” Lomu

“Después en el vestuario fui al manager y le quise devolver la medalla pero me dijo que me la quedara, que había para todos.”

La medalla está en su casa de Montevideo mientras que la ropa de aquel RWC 7s cuelga de las paredes del Old Boys, donde jugó en Primera muchos años y hasta el año pasado fue colaborador del plantel superior. Padre de tres hijas, el rugby lo disfruta con sus amigos y viejos camaradas. 

Si bien no tiene contacto con sus viejos compañeros, se ríe al decir: “Los saqué campeones del mundo!”

Rápidamente, aclara: “Soy muy afortunado por haber estado en el lugar indicado en el momento justo. Lo mío es absolutamente anecdótico, fue una experiencia muy buena, alucinante. Pero le podría haber tocado a cualquiera de mis compañeros. Fui espectador de lujo.”

“No siento orgullo o merecimiento por el título, pero me reconforta y me pone contento haber vivido esa experiencia. No es un tema del que hablo habitualmente,” concluye el Tero más All Black.

El plantel de suplentes uruguayos en RWC 7s 2001. Bono, en primer plano.

El plantel neozelandés campeón del mundo: Rodney So’oialo, Eric Rush (capitán), Jared Going, Karl Te Nana, Amasio Valence, Brad Fleming, Jonah Lomu, Mils Muliaina, Craig Newby, Roger Randle y Benjamín Bono.

El plantel uruguayo de reserva: Marcelo Gutiérrez (jugó para Japón), Juan Beyhaut (Samoa), Emiliano Ibarra (Portugal), Ignacio Conti y Francisco de Posadas (Francia), Santiago Arocena (Zimbabwe), Alfredo Delgado (Hong Kong), Sebastián Mosquera (Chile), Benjamín Bono (Nueva Zelanda), Sebastián Salveraglio (Japón)

Fotos: Gentileza Ignacio Naón

by -
354

En este repaso de los Mundiales de Seven, recordamos cuando RWC 7s estuvo en la región, más precisamente en Mar del Plata. 

RWC 7s 1993

RWC 7s 1997

El crecimiento del rugby seven ya era evidente y la International Rugby Board veía en la versión reducida la posibilidad de generar un evento para promocionar el deporte en países y mercados donde el rugby de quince costaba más ingresar.

Edmundo Olfos, actual coach de Cóndores 7s, intenta un tackle en el debut de Chile en RWC 7s.

Nacía así, a fines de 1999, enseguida después de una Rugby World Cup que había tenido por primera vez a dos equipos sudamericanos, la World Sevens Series.

Se aprovechóel alto perfil que habían generado algunos torneos distribuidos por el mundo y después de las primeras dos paradas del primer circuito en diciembre de 1999 –en Dubai y en Stellenbosch, Sudáfrica –llegóeste circo trashumante a Punta del Este y Mar del Plata en los primeros dos fines de semana del año 2000.

Para ese entonces, ya sabía que en enero de 2001 la Rugby World Cup Sevens sería en Mar del Plata, la ciudad costera más visitada de Argentina en verano.

Así se llegó a Mar del Plata

La génesis del torneo fue en 1998 cuando, a pesar de haber vencido el cierre para presentarse como posible sede, la Unión Argentina de Rugby armóuna carpeta con el de jugarlo en Buenos Aires, más precisamente en Vélez Sarsfield, en octubre.

La decisión se tomóen octubre de ese año, y a pesar del proyecto presentado por la UAR, el IRB decidióhacerlo en Mar del Plata, en enero.

La apuesta resultómás que acertada ya que fue un torneo con un ruido y una cacofonía que no se repitió.

Además, fue la primera vez que dos equipos de Sudamérica participaron.

Chile obtuvo la clasificación en casa en mayo del año anterior, derrotando en muerte súbita a Uruguay en San Carlos de Apoquindo. Además, un plantel uruguayo actúa como grupo de suplentes, con todos los jugadores sumándose a distintos equipos, incluyendo el uruguayo Benjamín Bono, eventualmente campeón del mundo.

El debut de Chile

La competitividad que tuvo ese torneo en el Estadio Mundialista quedóevidenciada en el primer partido, un empate en 19 puntos entre Gales y Portugal.

Chile fue el primer sudamericano en salir a la cancha, cayendo 21 a 7 frente a Inglaterra. Los Cóndores 7s, con un equipo que tenía en el medioscrum Nicolás Arancibia un jugador de nivel internacional y el actual entrenador del seleccionado Edmundo Olfos otra de sus figuras, le habían ganado a Sudáfrica en Punta del Este el año anterior.

Martín Gaitán ataca contra Rusia

A ese partido le siguieron derrotas ajustadas y dolorosas frente a España (5-10) y Japón (5-7), cerrando el grupo con una esperable caída ante Nueva Zelanda por 33 a cero. El sábado a la tarde comenzó una serie de cuatro triunfo que verían al petrolero Sebastián Pinto, futuro Presidente de Chile Rugby, levantar el Tazón: Zimbabwe 19-12; Hong Kong 19-14, Kenia 35-12 en la semifinal y ante Portugal por un ajustado 21 a 19. El pateador de ese equipo era el apertura Cristian González.

Esta sería la última participación mundialista de los chilenos hasta que salgan al campo de juego el viernes en San Francisco.

Ponchos al viento

Como con el perro de Pavlov, cuando sonaban los acordes de guitarra del comienzo del tema ‘A Don Ata’, de la cantante Soledad, el estadio explotaba. Se venía el equipo argentino que lideraba Agustín Pichot. El medioscrum, Felipe Contepomi y Nani Corleto había recibido los permisos de sus clubes profesionales para viajar a Mar del Plata y Los Pumas 7s que entrenaba el futuro presidente de CONSUR (hoy Sudamérica Rugby) Ricardo Paganini.

Desde las 4 de la tarde del viernes 26 hasta las 10 de la noche del domingo 28, cuando cayó rendida ante un gran equipo neozelandés, lo de los argentinos fue muy bueno.

En la fase de grupos ganó con comodidad cuatro de los cinco partidos, jugando un rugby vistoso y de ataque, solo cayendo ante el defensor del título Fiji por un try, 19 a 12. Así, mientras se apagaba la tarde del domingo, la victoria ante una Sudáfrica con Chester Williams de capitán, Bobby Skinstad y Breyton Paulse, tuvo tan solo el pie de Contepomi y la conversión de los dos tries como diferencia.

Pasaban así a una semifinal y si el estadio ya parecía lleno en los anteriores partidos de Los Pumas 7s, ese encuentro contra los All Blacks estaba desbordante.

Para ese entonces, tras perder por lesión a su capitán Eric Rush, el gigante Jonah Lomu pareció despertarse de un soñoliento comienzo de torneo. Fue clave en el 31 a 7 y luego más aún, con tres tries, del triunfo en la final ante Australia por 31 a 12, la primer RWC 7s que ganarían los de negro 31 a 12.

Jonah Lomu en Mar del Plata, ciudad en la que ya había jugado en 1995

 

Grupo A: Fiji, Argentina, Corea, Rusia, Irlanda, Kenia

Grupo B: Sudáfrica, Canadá, Islas Cook, Georgia, Francia, Taiwán

Grupo C: Nueva Zelanda, Inglaterra, España, Japón, Chile, Zimbabwe

Grupo D: Australia, Samoa, Gales, Estados Unidos, Portugal, Hong Kong

El plantel argentino: Agustín Pichot (capitán), Pedro Baraldi, JoséNúñez Piossek, Santiago Phelan, Francisco Leonelli, Diego Albanese, Hernán Senillosa, Martín Gaitán, Felipe Contepomi, Ignacio Corleto

El plantel chileno: Sebastián Pinto (capitán), Bernardo García, Diego Durruty, Nicolás Arancibia, Cristian González, Roberto Infante, Andrés Erlandsen, Sebastian García de la Huerta, Edmundo Olfos, Cristobal Berti

Plantel uruguayo de reserva (entre paréntesis país que representaron): Marcelo Gutiérrez (Japón), Juan Beyhaut (Samoa), Emiliano Ibarra (Portugal), Ignacio Conti y Francisco de Posadas (Francia), Santiago Arocena (Zimbabwe), Sebastián Salveraglio (Japón), Alfredo Delgado (Hong Kong), Sebastián Mosquera (Chile) y Benjamín Bono (Nueva Zelanda).

Los partidos de Argentina:

vs Rusia 49-7 ; vs Corea 27-14 ; vs Fiji 12-19 ; vs Irlanda 36-7 ; vs Kenia 36-7 ; vs Sudáfrica 14-12 ; vs Nueva Zelanda 31-7 (semifinal)

Los partidos de Chile:

Inglaterra 7-21 ; España 5-10 ;Japón 5-7 ; Nueva Zelanda 0-33 ;  Zimbabwe 19-12 ; vs Hong Kong 19-14 ; vs Kenia 35-12 ; vs Portugal 21-19 (campeón Tazón)

by -
187
  • Segunda edición del lanzamiento del programa para desarrollo social en el rugby
  • Los asociados en 2017-2018 usan el rugby y sus valores para hacer crecer el rugby a nivel global
  • Programa alineado con el programa Sustainable Development Goals de las Naciones Unidas

World Rugby anuncia hoy la segunda edición de su exitoso programa Spirit of Rugby. El programa se lanzó por primera vez en 2016, invitando a organizaciones usando el rugby en proyectos de desarrollo social a aplicar para la ayuda de World Rugby para desarrollar e incrementar sus actividades.

Una diversa lista de organizaciones de todo el globo aplicaron para asociarse con World Rugby durante la primera edición del programa, siendo cinco las  elegidas:

  • Khelo Rugby – Proyectos de inclusión social a través del rugby en India, Pakistán y Nepal
  • Rio Rugby FC – Proyecto urbano de rugby en las favelas de Río de Janeiro usando el rugby y sus valores
  • SOS Kit Aid – Iniciativa ambiental redistribuyendo ropa y equipamiento de rugby a uniones en desarrollo
  • Terres en Mêlées – Acciones educativas, de igualdad de género y sustentabilidad a través del rugby en Francia y Madagascar
  • Trust Rugby International – La construcción de redes educativas y de entrenamiento para jugadores con discapacidad

El Presidente de World Rugby Bill Beaumont dijo: “El programa Spirit of Rugby es una oportunidad maravillosa para que World Rugby ofrezca su apoyo a estas organizaciones trabajando en el nivel comunitario que viven y promueven los valores del rugby – disciplina, respeto, integridad, pasión y, por supuesto, solidaridad.

“La misión de World Rugby es hacer crecer el rugby a nivel global y está empujada por su visión de un deporte para todos, sosteniendo estos valores. Al alinear los programas con las Naciones Unidos y sus Sustainable Development Goals y trabajando en cercanía con nuestras uniones, regiones y nuestros socios en el Spirit of Rugby, podemos usar el rugby para apoyar acciones que beneficien no solo a nuestro deporte pero a toda la sociedad, sea enfocándonos en igualdad de género, educación, salud, inclusión social, liderazgo juvenil e iniciativas por la paz.”

Se recibirán aplicaciones hasta el 31 de agosto y serán evaluadas con una serie de criterios que incluyen el esperado impacto, llegada, sustentabilidad y alcance del proyecto, además de la colaboración con los miembros de World Rugby y sus asociaciones regionales. Para mas información, por favor visite: world.rugby/spirit-of-rugby

by -
173

Tras el enorme éxito que fue sido Rugby World Cup 1995, siempre recordada por la presencia de Nelson Mandela entregando la Webb Ellis vestido con la misma casaca número 6 que el receptor François Pienaar, el rugby está en una enorme ola positiva.

En una gran decisión, se decidió que el ya tradicional y muy establecido Seven de Hong Kong fuera la sede de la segunda Rugby World Cup Sevens.

Entre las decisiones tomadas, después de la maratón de partidos que se habían jugado en el primer Mundial de Seven en Edimburgo, se modificó el formato y en vez de tener cuatro grupos seis equipos – con un máximo de siete partidos a jugar en el torneo – se establecieron ocho grupos de tres y según la ubicación de la primera fase, eran las copas en las que se jugaba.

A diferencia de RWC 1993 en la que cinco de los 24 participantes habían surgido de un proceso clasificatorio, se organizaron tres torneos para definir, entre 64 países los 22 participantes que acompañarían al local, Hong Kong, y al defensor del título Inglaterra en el segundo Mundial.

Camino arranca en Punta del Este

Así, se utilizó el Seven de Punta del Este en enero de ese año como proceso clasificatorio y Los Pumas Sevens, que por entonces ya eran invitados fijos a Hong Kong y tenían la mayor experiencia en la región sellaron su pasaje a la entonces colonia británica, aunque con muchas más complicaciones que las habituales, clasificando quinto – el último puesto que aseguraba plaza mundialista, en un torneo con equipos de distintas regiones de un rugby cada vez más global, cayendo ante Islas Cook y Francia.

Chile, Uruguay y Paraguay fueron los otros equipos de nuestra región que participaron en la clasificación.

Diferenciándose de un proceso mundialista al siguiente, Argentina jugó catorce torneos internacionales de seven – ganando Toulon y Taipei en 1994 y Punta del Este en 1995.

Había experiencia en el equipo argentina ya que además de repetir el capitán Lisandro Arbizu, el ‘Orco’ Viel y ‘Tato’ García del mundial anterior, Gonzalo Camardón – quien se había lesionado en la semana previa en Edimburgo 1993; había también jugadores que eventualmente tendrían largas trayectorias en el rugby de quince como Facundo Soler, Pablo Bouza, Eduardo Simone y ‘Tati’ Phelan.

La alta exigencia de ocho partidos en 1993 llevó a utilizar el formato habitual de Hong Kong, con ocho grupos de tres y una rápida reorganización tras un ranking finalizada la etapa de grupos.

Complicado

Argentina tuvo un grupo complicado con Irlanda y un difícil equipo de Sudáfrica que tenía al fallecido Joost van der Westhuizen como líder y dos menores de 21 años que arrancaban largas carreras internacionale en Bobby Skinstad y Breyton Paulse.

El comienzo ante los de verde fue malo, cayendo por un categórico 45 a 7. Lesionado nuevamente Gonzalo Camardón, las cosas se complicaron y la única victoria llegó ante Irlanda.

Ranqueado catorce, en los partidos por el Plato, se cayó ante Western Samoa – aún se denominaban así, se derrotó a Marruecos y luego hubo una derrotaHong Kong para sellar una floja RWC 7s.

El campeón sería Fiji que tras la decepción de cuatro años antes y jugando en una ciudad y un estadio que le caía bien, sellaron el título con un triunfo ante esos Springboks por un agónico 24 a 21.

El plantel argentino: Lisandro Arbizu (capitán), Cristian Viel, Facundo Soler, Gonzalo García, Pablo Bouza, Santiago Phelan, Leandro Lobrauco, Gonzalo Camarón, Eduardo Simone y Marcos Garicoche

Los partidos de Argentina:

vs Sudáfrica 7-45 ; vs Irlanda 31-22 ; vs Western Samoa 12-28 ; vs Marruecos 33 – 7 ; vs Hong Kong 5-26

Países participantes: 

Grupo A: Inglaterra, Canadá, Zimbabwe

Grupo B: Rumania, Australia, Escocia

Grupo C: Nueva Zelanda, Japón, Tonga

Grupo D: Fiji, Portugal, Hong Kong

Grupo E: Francia, Estados Unidos, Corea

Grupo F: España, Islas Cook, Marruecos

Grupo G: Irlanda, Argentina, Sudáfrica

Grupo H: Namibia, Samoa, Gales

Māori All Blacks, el seleccionado neozelandés de enorme historia y trayectoria, visitará Sudamérica en noviembre como parte de una gira continental. Los Māori All Blacks jugarán el 10 de noviembre en San Pablo frente a Brasil, mientras que el 17 lo harán con Chile en Santiago.

La visita de este importante seleccionado se da en el marco de la búsqueda de Sudamérica Rugby de generar más y mejor competencia para los seleccionados de la región, buscando así elevar la vara generando desarrollo para los jugadores a través de una competencia del más alto nivel.

Las conversaciones de SAR con la New Zealand Rugby Union comenzaron en febrero y tras completar todos los pasos necesarios, se puede realizar el anuncio de la gira de dos partidos.

Elevar el nivel de competencia

Sebastían Piñeyrúa, Presidente de Sudamérica Rugby, dijo: “Para SAR, poder recibir a los Māori All Blacks en Brasil y Chile es una gran oportunidad.”

“Estamos convencidos que elevar el nivel de competencia es la clave del crecimiento de las uniones y, fundamentalmente, para motivar y desafiar a los jugadores a ser cada día mejores.”

“Prepararse para jugar partidos de esta naturaleza generan movimiento en todas las estructuras de una unión y ese es el camino que debemos recorrer.”

“Necesitamos seguir creciendo en Brasil y Chile, darle a los fans y niños que se inician en nuestro deporte oportunidades para hacerse hinchas de sus seleccionados y disfrutar con pasión de momentos que se recuerden toda la vida; esta es la clave para ser exitosos y generar el valor agregado que necesitamos para que el rugby sea cada día más masivo.”

Entre los múltiples objetivos están potenciar el alto rendimiento de ambos países y generar un buen producto comercial para llegar a los simpatizantes del deporte en ambos países.

Sueño hecho realidad

Agustín Danza, CEO de la Confederação Brasileira de Rugby, dijo: “Estamos muy honrados de recibir a los Māori All Blacks en su visita a la región.”

“Enfrentarlos es un sueño hecho realidad y será un partido que inspire a las actuales y futuras generaciones de jugadores de rugby en Brasil.”

“El rugby es un deporte en rápido crecimiento en nuestro país y poder tener un encuentro como éste indudablemente ayudará a elevar el perfil del rugby aún más.”

“Estamos, además, muy felices de establecer las que confiamos serán relaciones duraderas con la New Zealand Rugby Union.”

“Confiamos en que podremos darle a los Māori All Blacks una gran experiencia durante su paso por Brasil.”

Desafío deportivo

Por su parte, Jorge Araya, Presidente de Chile Rugby, expresó: “Recibir a los Māori All Blacks en Chile es un gran avance para el desarrollo de nuestro rugby. El objetivo principal es entregarle a los jugadores instancias de roce que permitan desafiarlos deportivamente, tanto de manera individual como colectiva.”

“Como organización, este evento también implica un desafío importante, sobretodo en lo logístico, pues debemos cumplir con los estándares de un equipo del nivel de los neozelandeses.”

“Por otro lado, poder entregarles a los fanáticos del Rugby este partido histórico, es el resultado de un trabajo coordinado con World Rugby y Sudamerica Rugby, donde sin duda el esfuerzo del staff de selecciones y los directivos de Chile Rugby juegan un rol vital, así como el compromiso de nuestros jugadores por prepararse como corresponde y vivir la pasión de lo que significará este encuentro.”

El equipo neozelandés llegará a San Pablo desde Chicago, donde habrá enfrentado al seleccionado de Estados Unidos en camino a Sudamérica.

Sobre los Māori All Blacks

Como dignos representantes de una orgullosa historia, los Māori All Blacks son un equipo seleccionado de la etnia de los maoríes que habitan Nueva Zelanda hace casi 800 años. Con una fuerte raigambre cultural, para ser miembro del equipo, además de una alta calidad deportiva y humana, el kaumatua (consejero cultural) analizará el whakapapa (árbol genealógico) del jugador para confirmar su herencia y elegibilidad.

El equipo de New Zealand Natives inició la historia cuando 1888-89 jugó 109 partidos en Europa y Australia, vistió el negro y hizo el haka por primera vez. Los NZ Maoris, hoy Māori All Blacks, se eligen desde 1910 para enfrentar a equipos en gira y mas recientemente visitar países.

Será la segunda vez que visiten Sudamérica, tras la visita a Argentina en 1988 donde jugaron dos partidos – derrotando a Rosario 88 a 12 y a Tucumán 12 a 3. Asimismo, enfrentaron a Los Pumas en 1997 y 2001, con sendos triunfos.

Representan lo mejor del rugby neozelandés un escalón por debajo de los All Blacks, siendo un equipo en el que suelen participar aspirantes al primer seleccionado nacional, jugadores que no han sido seleccionados ocasionalmente y jugadores del Súper Rugby.

El rugby de Brasil, que está dando pasos gigantes en el escenario internacional, será anfitrión por primera vez de una competencia de quince de World Rugby cuando del 9 al 21 de julio de 2019 organice en el Estádio Martins Pereira de São José dos Campos el Trophy.

Será la cuarta vez que este torneo se dispute en la región. El primero fue en el debut de la competencia, en Santiago, en 2008, Temuco 2013 y Montevideo el año pasado.

El 2019 será un año donde el foco del rugby juvenil estará en la región ya que la Unión Argentina de Rugby será anfitriona del World Rugby U20 Championship en junio, seguido del Trophy en Sao José dos Campos.

El Presidente de World Rugby Bill Beaumont dijo: “Nuestro U20 Championship y el Trophy, son piedras basales en el camino del desarrollo hacia el rugby de test.”

“Estamos felices de que Rumania (será sede este año, en Bucarest) y Brasil sean nuestras próximas dos sedes del Trophy. Sé que serán anfitriones excepcionales y le ofrecerán a los equipos una increíble plataforma para que puedan dar lo mejor de sí.”

Felicidad regional

Sebastián Piñeyrúa, Presidente de Sudamérica Rugby, manifestó su felicidad por que el Trophy venga nuevamente a la región. “Para la región es una gran alegría que Brasil sea sede del próximo Rugby World Cup Trophy. La CBRu viene invirtiendo mucho en el juego y ha tenido grandes avances con su seleccionado y esto es un gran Premio.”

“Tener la posibilidad de organizar un Mundial y que los seleccionados juveniles brasileros logren encontrar una forma de crecer es algo muy necesario en el Alto Rendimiento, sobre todo en Brasil, donde el rugby es un deporte nuevo y que crece día a día entre los niños.”

El dirigente finalizó: “Lograr culturalmente que los niños sueñen con ser Tupis  y que el rugby se instale en un país fanático por  los deportes es el gran desafío, y con este Trophy habrá una gran oportunidad. Desde Sudamérica Rugby apoyaremos incondicionalmente para que se viva con pasión y alegría.”

Alegría brasilera

Por su parte, el CEO de Brasil Rugby Agustín Danza dijo: “Brasil Rugby está extremadamente feliz y honrado por haber sido seleccionado para ser sede del U20 Trophy en 2019 por primera vez.”

“El Trophy es un torneo de enorme tradición del que participan futuras estrellas del rugby. Tenerlo aquí en Brasil representa una oportunidad única para nosotros, ya que el rugby es un deporte de veloz crecimiento en el país y organizar eventos internacionales es parte de nuestra estrategia para mantener ese crecimiento. Este evento nos permitirá acercar nuevos simpatizantes al rugby y mostrar Brasil al mundo.”

Uruguay participará del Trophy que se jugará en Bucarest este año y entre Uruguay y Chile definirán, en las competencias de Sudamérica Rugby, el representante de la región para el Trophy 2019.

by -
1626

Chile Sevens se encuentra preparándose para la Rugby World Cup Sevens, a jugarse en San Francisco el mes próximo, en Fiji. El plantel conducido por el experimentado Edmundo Olfos (foto abajo) arribó a Nadi para una semana de entrenamiento en una tierra reconocida por su rugby sevens.

Sacando una hoja de la ruta de la preparación de España a los Juegos Olímpicos de Río en 2016, y gracias a la buena relación con el coach fijiano Gareth Baber, Chile optó por viajar hacia el Pacífico Sur.

“A través de nuestro Comité Olímpico Nacional teníamos la financiación para un campo de entrenamiento en el extranjero y en vez de ir a Estados Unidos, nos decidimos por Fiji,” explica Olfos, quien para tomar la decisión habló en profundidad con Baber y Pablo Feijoó, el actual entrenador español que como jugador viajó a Fiji en la previa de Río.

Los objetivos en este curso acelerado pasan por entender que es lo que hace exitoso a Fiji 7s, no solo desde el aspecto deportivo sino también desde lo cultural, ambos de importancia para un equipo chileno que recientemente clasificó a los Juegos Panamericanos en Lima 2019 tras ganar los Juegos Sudamericanos Odesur en Bolivia.

Con la mira puesta en San Francisco, en el Mundial que se jugará del 20 al 22 de julio, y teniendo en cuenta que los fijianos pasaran el último mes de preparación en los Estados Unidos, el momento para que los Cóndores 7s viajaran a aprender el Fiji-way era ahora.

Control defensivo

“Buscamos poder jugar buscar defensivamente con un gran equipo como Fiji, controlarlos defensivamente durante más tiempo y poder entender como trabajan ellos el ataque; como defender con esa velocidad, ver como se pasan la pelota de manera casi antinatural con esa mezcla de básquet, handball y buena comunicación,” dice Olfos.

Otro aspecto clave para el viaje es la preparación física y qué pueden aprender estando allí. No queda claro aún si el equipo chileno entrenará en las conocidas dunas de arena de Sigatoka.

http://www.worldrugby.org/photos/346277

“Estoy súper abierto a la estimulación y planificación pero veremos el beneficio de ir a las dunas. No hay pruebas científicas de su beneficio; veremos el feedback de los fijianos, porque su preparación física es distinta, sus instalaciones también y lo que les sirve a ellos podrían no servirnos a nosotros.”

“De hecho, tenemos muy buenas dunas en nuestra costa y no las hemos usado por no tener información científica. Si son buenas, las usaremos.”

Para un equipo que ha viene trabajando incansablemente en los últimos dos años, el objetivo es quedar entre los mejores 16 equipos. En el camino, está el debut frente a Irlanda.

“No podemos mirar más allá de los irlandeses en la primera ronda; han tenido muy buenos torneos en Londres y París,” dice Olfos. “Todo nuestro foco está puesto en ellos y que hayan tenido buenos torneos en Londres y París nos sirve para analizarlos. Además, entrenamos con ellos en Münich y Punta del Este en la última temporada, así que nos conocemos.”

Cultura

En la agenda de este viaje está obtener un profundo entendimiento de cómo se hacen las cosas en Fiji.

“El aspecto cultural es muy importante para mí; quiero entender como se puede trabajar con cosas más simples. A veces las metrópolis nos complican la vida. Si bien tenemos una buena cultura de equipo necesitamos aprender de ellos; no solo para el equipo de seven, sino también para el de quince y por que no, compartir lo que nos traigamos con otros deportes en mi país.”

“Somos un país multicultural que carecemos de rituales y estas cosas son buenas para el largo plazo, más allá de lo competitivo.”

Foto principal: Oscar Muñoz Badilla