Una mejor actuación, sobre todo desde la actitud defensiva le permitió a Chile complicar de a ratos a un equipo uruguayo que trabajó mucho por su victoria por 20 a 5. Si bien apoyó dos de los tres tries del encuentro, nunca se sintió cómodo ante la pegajosa marca de un chile que pudo competir hasta el último minuto.

El primer tiempo tuvo un leve dominio del conjunto local que pudo quebrar una única vez la defensa chilena y aún así, necesitó un poco de suerte para que Joaquín Prada (en la foto) apoye el primer try, cerca de la media hora.

Hasta ese momento, hubo un intercambio de penales entre Francisco González (erró) y Andrés Vilaseca, que abrió el marcador a los dieciocho minutos.

El apertura chileno luego marró por muy poco un drop antes de que llegara el try de Prada.

A partir de un scrum dominante y un mejor estado físico, Uruguay se instaló en el terreno chileno y cuando los caminos no aparecían, un kick de rastrón de Santiago Cat rebotó en un pie rival y quedó el balón servido para que el mundialista Prada apoye sin ser tocado, cerca de los postes para la fácil conversión de Vilaseca.

El pateador aportó su segundo penal en el comienzo del segundo tiempo, para estirar el parcial a 13-0.

Sin superioridad aparente de ningún equipo, Chile aprovechó un descuido para su único try. El ingresado hooker Augusto Bohme corrió 25 metros pegado al touch desde un maul para zambullirse en la bandera derecha para un muy celebrado try.

Diez minutos más tarde, siguiente la tónica de la semana pasada, el empuje de los forwards desde una serie de rucks, le dio al Tero con más caps Diego Magno el segundo try de su equipo, que Vilaseca estiró a 20-5.

El amor propio de Chile fue lo suficiente fuerte como para evitarle a los uruguayos aprovechar el hombre de más cuando el wing Julio Blanco recibió una tarjeta amarilla por repetición de infracciones.

A dos minutos del cierre, con el partido definido, el centro José Ignacio Larenas recibió la segunda amarilla por un tackle a destiempo. Para ese entonces, ambos equipos se habían quedado sin juego.

 “No pudimos demostrar nuestro juego por virtud de Chile; nos salvaron las formaciones fijas,” dijo Juan Manuel Gaminara.

Foto: Marcos Harispe