Uruguay 42 – Brasil 20

Con un resultado amplio pero que requirió todo su esfuerzo, Uruguay selló su segunda posición en el Americas Rugby Championship con una buena actuación que permite sentir confianza de cara a Rugby World Cup. Pasando al frente recién a los 51 minutos, su dominio territorial en la última media hora le permitió ganar con comodidad, sellando el resultando en los último quince minutos.

Brasil apoyó dos tries en un primer tiempo atípico, en el que la principal fortaleza del equipo estuvo reducida a tan solo dos scrums; en el primero, Uruguay le dio un penal a Os Tupis que Josh Reeves convirtió en puntos a los cuatro minutos. 

El regresado Felipe Berchesi lo imitó siete minutos más tarde para empatar parcialmente.

Las intenciones de Brasil fueron bien claras y con un ataque de los backs frenado a centímetros de la línea de try, tras unos reiterados ataques, el buen medioscrum Lucas Duque encontró el espacio para apoyar a los 14 minutos.

Sobre el primer cuarto de hora, cuando Uruguay fue penalizado en su última línea defensiva, el fullback Daniel Sancery tomó a la defensa por sorpresa y apoyó bajo los postes. Reeves aportó la conversión y Uruguay no le encontraba el camino al partido.

Después de un segundo penal de Berchesi, el hooker Germán Kessler llegó al primer try local con la conocida fórmula de penal, line y maul, dejando el primer tiempo con un marcador de 15 a 11 para Brasil.

Rápidamente, Berchesi aportó su tercer penal pero desde un scrum robado llegó el tercer try de los visitantes, apoyado eventualmente en la bandera derecha por Lucas Tranquez.

Rápidamente, Uruguay devolvió el favor a través de Franco Lamanna, convertido por Berchesi, que aportaría la conversión del siguiente try de Juan Manuel Cat en la bandera izquierda.

Con menos de 20 minutos, Uruguay ya le había encontrado la vuelta al encuentro y si bien fue expulsado el centro Andrés Vilaseca faltando trece minutos por un tackle alto, esto no afectó, máxime cuando Cleber Días recibió una tarjeta amarilla tres minutos más tarde.

Uruguay buscó mostrar porqué fue el segundo mejor equipo del torneo y Kessler apoyó el try del bonus de la misma manera que su primera conquista.

Como broche de oro, el ingresado octavo Juan Diego Ormaechea, en la última jugada llegó al try desde un scrum positivo para cerrar un gran torneo para Los Teros.